Una mujer desahuciada cumple su sueño de casarse justo una semana antes de perder la vida

La celebración de un matrimonio es el gran sueño de muchas parejas y los jóvenes padres de un niño habían tenido que suspender sus planes de boda por una lamentable noticia: la novia fue diagnosticada con cáncer.

Sin embargo, sus amigos le organizaron una boda en 36 horas para que pudiera cumplir su sueño de casarse justo unas semanas antes de partir de este mundo.

En el 2017, Tasha Burton, de 36 años, fue diagnosticada con cáncer de intestino. Ella y su compañero Corley se habían conocido en un cumpleaños en el 2015 y unos meses después ella quedó embarazada de su hijo, el pequeño Alaric.

La llegada del bebé retrasó un poco los planes y en el 2017, cuando pensaron retomar la idea del matrimonio, Tasha fue diagnosticada con cáncer. La noticia devastó a la familia.

Después de más de un año de luchar contra su cáncer, un estudio reveló que Tasha tenía pocas semanas de vida. Lamentablemente, el cáncer se había extendido hasta sus pulmones, su hígado y sus ganglios linfáticos.

Según los médicos sólo le quedaban 2 semanas de vida. Corley se quebró totalmente ante la noticia. Tasha y su hijo de 19 meses habían sido el centro de su vida y ahora iba a perder a una de esas partes, su amada esposa y compañera.

La mejor amiga de Tasha también quedó abolida por la noticia pero, conociendo la gran ilusión que la mujer tenía por casarse, decidió hacer algo por ella. Kat Leyden organizó una boda de ensueño para la pareja en sólo 36 horas.

A través de Facebook, Kat envió una solicitud urgente a través a la Fundación Wedding Wishing Well y quedó sorprendida ante la cantidad de personas y empresas que deseaban colaborar.

Kat dijo: “Sin la Fundación Wedding Wishing Well, habríamos estado completamente perdidos, pero el Hospice ha reunido todas las piezas del rompecabezas”

Tasha y Corley se habían comprometido en el 2016 y suspendieron el matrimonio porque ella estaba embarazada. Después, cuando el niño tenía 6 meses de vida Tasha fue diagnosticada con cáncer. Gracias a su amiga y las personas generosas que decidieron ayudar, la mujer caminó por el pasillo para contraer nupcias con su amado. El matrimonio se celebró el 28 de noviembre.

“Casarse es algo que siempre habíamos querido hacer, así que hoy es el cumplimiento de un sueño y jamás podremos agradecerles lo suficiente a todos”.

Tasha fue entregada al altar por su padre y su hijo, en una ceremonia de ensueños que fue organizada en 36 horas. Todo esto gracias a la generosidad de la gente. Su esposo confesó nunca antes haberla visto tan hermosa y radiante. La celebración fue encantadora para todos.

Lamentablemente, Tasha murió una semana después de su matrimonio. La noticia fue dada a conocer por su esposo, a través de las redes sociales.

Su esposo, Daniel, escribió: “Lamento mucho tener que decirle que mi bella esposa perdió tristemente su pelea esta noche a las 5:30 pm. Ella falleció pacíficamente rodeada de amor. Estoy absolutamente devastado, pero sé que ella vivirá a través de nuestro hermoso hijo Alaric. Tasha estaba rodeada de familiares y amigos y luchó para quedarse con nosotros todo el tiempo que pudiera”.

The Mirror

Los familiares de Tasha la describen como una mujer sensacional y hermosa. Tristemente esta guerrera perdió su batalla contra el cáncer pero no sin antes darlo todo por mantenerse bien hasta el último instante. Gracias a su gallardía, la mujer pudo disfrutar de la alegría de su boda. Su gran deseo de amor se vio realizado, una semana antes de su muerte.

La historia de Tasha es bastante emotiva pero nos deja una gran lección y ejemplo de perseverancia. Compártela.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!