Sus padres la abandonaron porque nació con Síndrome de Down y finalmente vuelve a sonreír

Nadie se encuentra preparado para el largo camino que significa convertirse en padres. La llegada de un bebé da un giro total a nuestras vidas, especialmente si se trata de un pequeño con alguna condición especial como Síndrome de Down.

Por suerte, son los detalles y gestos más cotidianos como una simple sonrisa los que nos recuerdan que todo ha valido la pena. Una prueba de esto es esta bebé.

La bebé era llamada simplemente “Bebé H” en el proceso de adopción.

Se trata de una pequeña con Síndrome de Down que fue dada en adopción. El diagnóstico resultó devastador para sus padres biológicos y sintieron que no estaban preparados para una tarea tan exigente.

Fue así como la bebé comenzó a formar parte de la Red Adoptiva Nacional de Síndrome de Down.

La bebé acaba de cumplir sus primeros ocho meses de vida.

Sabían que esta pequeña merecía crecer rodeada de amor y alegrías así que se dispusieron a encontrar la familia perfecta para ella. No fue un proceso sencillo, pero ahora la bebé pasa sus días recibiendo los cuidados de sus padres adoptivos y todo va de maravilla.

Un día se despertó con esta enorme sonrisa de oreja a oreja. Sabía que nos hacía muy felices cada vez que la veíamos hacerlo entonces comenzó a sonreír una y otra vez”.

Su madre ha decidido compartir un conmovedor vídeo para demostrar la enorme alegría que ha llegado a su vida gracias a esta adorable niña. En las imágenes se puede ver a la dulce bebé acostada en una alfombra de juego, pero en cuanto escucha la voz de su nueva madre no puede evitar mostrar una de las sonrisas más encantadoras del mundo entero.

La bebé vive con su familia adoptiva en Texas.

Como es de imaginar, su mamá no hace más que derretirse y pasan unos segundos disfrutando de este bonito gesto de felicidad. Un vistazo a estas adorables imágenes es más que suficiente para comprender que la linda bebé realmente estaba destinada a formar parte de esta familia.

“Me encanta tu sonrisa. Es la más tierna del mundo. ¿Me la puedes mostrar otra vez?”.

Su hermosa sonrisa ha ayudado a crear conciencia sobre la belleza en los pequeños con este síndrome. Algunos padres pueden sentir que se trata del peor diagnóstico del mundo, pero se trata de seres muy especiales que no hacen más que devolver todo el amor que les brindamos.

No dudes en compartir esta conmovedora historia. Bastan unos segundos viendo a esta dulce bebé para que todos tengamos una sonrisa de oreja a oreja.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!