Sus padres intentaban sacarle un diente con un particular método cuando ocurrió algo inesperado

Lo que estás a punto de ver es una anécdota memorable para una familia, y por los millones de personas que han conocido lo que ocurrió.

Cuando los niños están en la etapa de perder sus dientes a veces los padres pueden sentir angustia por el trauma que puede representar para los más pequeños extraer una pieza dental en medio del temor y la molestia.

El secreto es conversar con los niños y explicarles muy bien que no habrá ninguna consecuencia grave. De hecho, la mayoría de los pequeños esperan perder los dientes con mucha emoción motivados por el regalo que les traerá “El Ratón Pérez” a cambio de su diente. 

Mientras estos padres intentan sacarle un diente a su hijo ocurrió algo totalmente inesperado cuando el hermano interviene en el asunto. La situación se ha convertido en algo parecido a una tragicomedia familiar en la que todos tienen asegurada una sonrisa al final.

Sabemos que la experiencia de sacarse un diente puede ser dramática y nada fácil para la mayoría de los niños, es comprensible la falta de valentía de este chico que llora y su hermano ya cansado decide intervenir y ¡vaya, qué sorpresa se llevaron todos!

Parece que estos padres no tuvieron inconvenientes para realizar un procedimiento casero al extraerle un diente a su pequeño hijo, ataron el hilo alrededor del diente y luego a la puerta, de tal forma que cuando cerrara la puerta el diente saliera expulsado de su boca.

Esta es una idea que muchos padres practican a pesar de que se ha convertido en objeto de críticas para algunas personas que prefieren optar por un método tradicional e indoloro.

VER TAMBIÉN:  El emotivo gesto de una niña para calmar a su hermanita enloquece las redes

Todo marchaba bien hasta que el miedo se apodero del chico que empiezó a llorar, sus padres esperaron que se calmara y lo consolaron mientras su hermano lo acompaña y observa.

YouTube

La espera se hizo más larga porque no dejaba de llorar, su hermano se fastidia y se distrae un poco y de la nada decidió intervenir al golpear la cuerda con un palo. La sorpresa y las risas no se hicieron esperar, el diente desapareció de su boca llevándose las lágrimas. Sin duda fue un final inesperado para este acontecimiento familiar.

Si también te ha sacado una sonrisa, no dejes de compartirlo.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!