Sus orejas no se desarrollaron bien, y después de un largo camino este doctor le cambió la vida

Con el transcurrir de los años, la tecnología y ciencia avanzan en gran manera, se sabe que los avances tecnológicos han logrado aportar muchísimo a la medicina, logrando que muchas vidas sean salvadas debido a esto.

Pero no todo el tiempo se salvan vidas debido a aparatos tecnológicos y medicamentos innovadores, muchas veces se consiguen estos logros gracias al esfuerzo y empeño de médicos que ponen todo de sí mismos para salvar la vida de sus pacientes.

Sabemos que ellos no son dioses, pero su dedicación da muchos frutos, así es el caso del médico de origen indio, el Dr. Ananth Murthy, director de cirugía plástica en el hospital de niños de Akron quien puso todo su empeño en ayudar a un paciente muy querido para él.

Elijah Bell, de 8 años y estudiante de segundo grado de la Escuela Primaria Frazer en Canton, Ohio, nació con un raro defecto de nacimiento llamado microtia atresia bilateral lo que causó que sus orejas no se desarrollaran bien; Elías no tenía apertura al oído medio e interno, aunque se habían desarrollado normalmente.

Debido a esto, la audición del pequeño era un caos para él pues resultaba muy difícil que sus oídos registraran y alcanzaran oír todos los sonidos que se encontraban a su alrededor.

Pero el pequeño Bell y su familia tenían una esperanza cuando llegaron al Dr. Murthy quien realizó una hazaña quirúrgica milagrosa dotando al niño de un par de nuevas orejas.

Esta cirugía es considerada un verdadero milagro para quienes escuchan de ella debido a todas las complejidades que esta implicó; el procedimiento para formar el oído externo requirió cinco cirugías y comenzó cuando Bell tenía apenas 4 años de edad.

VER TAMBIÉN:  Lo que le pasó a Rosa Domínguez con sus billetes de lotería dejó a todos sin palabras

No fue una tarea rápida y mucho menos fácil, fue un milagro médico para muchos y para otros simplemente arte, el complicado trabajo del Dr. Murthy consistió en cosechar el cartílago de la costilla de Bell para crear las nuevas orejas, además de utilizar un injerto de piel de su muslo para crear una brecha entre sus orejas y su cabeza.

El largo trabajo que duró 4 años culminó el pasado el pasado julio de 2015 cuando se realizó un procedimiento llamado “colinas y valles” en el cual se crearían las curvas naturales de las orejas.

Tanto para Bell como para su familia no hay palabras ni remuneración que logre expresar lo agradecidos que se encuentran con su cirujano, el niño está eufórico con sus nuevos oídos y desean presumirlos a todos.

Y esto no es solo estético, pues gracias a esta cirugía el pequeño no tendrá que depender de ningún audífono externo nunca más; los padres del niño están orgullosos, su madre cuenta que los cambios que está viendo en su hijo son notables y que su hijo tiene una nueva perspectiva de la vida.

NTD / ABC / akronchildrens

Este doctor indio es un orgullo para su país y para su gremio, él está tan orgulloso y feliz con su logro pues debido a esto consiguió que este pequeño creciera feliz y alcanzara a tener una vida completamente normal.

Su historia nos recuerda que jamás debemos perder la esperanza, compártela.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!