Su hijo le pide un girasol más alto que su casa y siembra uno logrando que crezca 6 metros

En ocasiones, los más pequeños de la casa piden regalos que parecen imposibles de conseguir. Stellan Smith es un niño que tuvo una idea muy particular: quería un girasol tan grande como su casa.

Cualquier padre le habría dicho que no es posible, pero Stellan nació en una familia donde todos son amantes de la siembra y las plantas.

Stellan y su familia viven en las afueras de la ciudad de Hertford en Inglaterra.

Douglas, su padre, decidió investigar un poco para complacer a su hijo con su regalo. Contactó a John Butler y compró unas semillas de girasol. Butler tiene el récord del girasol más grande en América del Norte después de haber logrado una hermosa flor de nada menos que 8 metros de altura.

“Creo que gran parte del secreto tiene que ver con la genética. Fueron semillas muy buenas”, dijo Douglas.

Una vez que obtuvo las semillas se dispuso a sembrarlas a comienzos de marzo. Todo resultó aún más especial porque se trataba del comienzo de la cuarentena y la familia entera tenía una actividad muy bonita para distraerse de todos los estragos de la pandemia.

“Todas las mañanas me levanto y subo la escalera a las 7:30 para cuidarla”, dijo Douglas.

Nunca imaginaron que realmente lograrían un enorme girasol tal y como lo había pedido el pequeño Stellan. La planta comenzó a crecer rápidamente y antes de darse cuenta ya era un poco más alta que la casa.

“Estoy un poco aliviado de que ya no siga creciendo tan rápido”, dijo Douglas.

Actualmente, el girasol mide nada menos que 6 metros de altura y se ha convertido en la plantita más especial del jardín de los Smith. Cuidar un girasol tan especial no ha resultado tarea sencilla.

Douglas cree que la planta aún puede crecer algunos centímetros más.

Douglas construyó un andamio para ayudarla a mantenerse en pie y necesita de una enorme escalera para poder llegar hasta la parte más alta de la flor. El resultado ha valido la pena ya que Stellan se encuentra muy feliz con su girasol gigante.

“Los amiguitos de Stellan realmente no le creen cuando les dice que tiene un girasol tan grande”, explicó Douglas.

El girasol de los Smith no se encuentra cerca del récord mundial pero ha resultado más que suficiente para dar a Stellan el regalo que había pedido con tanta ilusión. No hay dudas de que se trata de un gesto muy especial que va a recordar por toda su vida.

¿Has visto un girasol así de grande? No dudes en compartir este lindo girasol que alegró los días de cuarentena para esta familia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!