Su hijo de 3 años lo acompaña a trabajar como repartidor porque es el único que puede cuidarlo

Algunos padres se enfrentan al desafío de trabajar largas jornadas mientras atienden sin ningún tipo de apoyo a sus hijos. Tal como Li Juncheng, un padre soltero que durante las primeras horas del día trabaja como albañil y durante la tarde trabaja como repartidor.

Necesita ambos empleos para recibir un ingreso suficiente que le permita pagar los gastos del lugar donde vive junto a su hijo. Apenas tiene tiempo para compartir con él por su horario de trabajo.

Como no cuenta con nadie que pueda cuidar al pequeño lo lleva con él en su moto mientras trabaja como repartidor de la compañía UberEats.

Cada vez son más los padres que como Li, de Taiwan, asumen el compromiso de hacerse cargo de la crianza de sus hijos sin apoyo. Es muy duro para ellos intentar ofrecerles lo mejor, bienestar físico, emocional, tiempo de calidad, y entretenimiento, y tener que trabajar duro para satisfacer sus necesidades básicas.

Un transeúnte captó imágenes de Li junto a su hijo en la motocicleta cuando posiblemente se trasladaba para entregar un pedido.

Desde que las fotos se difundieron en las redes han generado una ola de comentarios hacia este padre. Algunos cuestionan que lleve al pequeño a trabajar a bordo del vehículo alegando que está expuesto a diversos peligros.

Pero la mayoría de la gente comprende que no tiene otra opción sino trabajar junto a su hijo para poder darle una vida digna.

Li le ofreció a su hijo un cinturón de seguridad, ropa abrigada y un casco para protegerlo, es consciente de que no es lo ideal que a su edad transite en motocicleta en una ciudad tan activa como Taiwan.

Muchas veces el pequeño se queda dormido durante las jornadas de su padre, el cansancio se hace presente después de largos recorridos. A su edad, lo mejor es que a esa hora estuviera en su hogar, cómodo y con la oportunidad de descansar en su habitación si quisiera.

Cuando el pequeño se duerme, Li reduce al mínimo la velocidad para entregar cuidadosamente cada pedido. A veces, el niño viaja en la parte delantera de la motocicleta para que su padre pueda verlo y sostenerlo asegurándose de que esté bien.

Li está haciendo todo lo posible por darle lo mejor a su hijo, seguro que con su trabajo logrará salir adelante.

La historia de Li se repite en muchas partes del mundo donde los más pequeños tienen que madurar prematuramente, viven en una situación familiar no les permite tener una infancia ideal.

De cualquier forma, tenemos que ser empáticos y amables, no sabemos las batallas que libran los que tenemos alrededor. Comparte esta historia.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!