Su hija se ahogó tragicamente en 1870, pero lo que él hizo por ella permanece hasta ahora

John Cargill, hijo del Capitán William Cargill, perdió a su hija más pequeña en la marea en 1870 y obviamente esto le partió el corazón a John. Así que decidió utilizar toda esa tristeza y dolor para tallar a mano un pasaje en Dunedin, Nueva Zelanda a través de la dura piedra. El resultado fue un camino hacia una hermosa playa privada, un conmovedor tributo a su difunta hija.

Aquí tienes un video resumen de esta historia:

El recorrido de “Tunnel Beach” toma alrededor de 20 minutos y todo el camino es majestuoso.

Pasarás por un túnel hecho de piedra de arena con un total de 72 escalones. 

Por las marcas en las paredes, podemos decir que este túnel fue excavado a mano.

Una vez que pasas el túnel…

Llegas a una hermosa playa privada.

Alejada del alboroto de otras playas cercanas.

Éste fue el regalo final de Cargill a su hija.

El túnel es la única manera en la que puedes llegar a esta playa llena de cuevas inexploradas y grietas. 

Es un lindo lugar para locales y turistas.

“Tunnel Beach” de Dunedin es un lugar que debes visitar si estás en el área. Lleno de belleza natural y no solo eso. Cuando veas este lugar, sabrás que un padre en duelo solo quería darle a su hija algo por qué sonreír aún después de partir.

Comparte este hermoso acto de amor ♥

VER TAMBIÉN:  Una madre provoca una colisión en su auto para demostrarle a sus hijos “que Dios sí existe”
¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!