Su hermanita de 3 años le salva la vida devolviéndoles la esperanza a sus padres

La anemia es el resultado de la disminución en el número de glóbulos rojos (o hematíes), que son el transporte que traslada el oxígeno de la sangre hacia los distintos tejidos. Puede instaurarse de forma aguda o crónica y los síntomas son distintos en función, precisamente, de la rapidez con que aparezca.


Presa de esta condición de salud, a sus 18 años de edad Ahmed necesitaba transfusiones de sangre muy seguidamente para poder sobrevivir. El trasplante de una médula ósea se hacía vital para ayudarlo a superar su afección.

Nunca se imaginaría que su propia hermana sería la heroína quien salvara su vida dando la suya, y lo ayudaría a superar su anemia sintomática a través de la donación su médula ósea, contando con tan solo 3 añitos de edad.


El doctor Mallikarjun Kalashetty, consultor de hematología, hemato-oncología y trasplante de médula ósea, afirmó que Ahmed necesitaba un trasplante urgente, y la mejor opción era su pequeña hermanita como donante.

“A su corta edad necesitó traspasarle médula y sangre a su hermano mayor, de 18 años, quien padecía anemia sintomática. Fue un reto para nosotros”, dijo el galeno.


El procedimiento quirúrgico se llevó a cabo en el Hospital Manipal de Bengaluru, en el centro de India, dado que Irak, el país de origen de los hermanos solo cuenta con un único centro médico especializado en estos casos. Afortunadamente, fue todo un éxito.

“Los mejores donantes para estos pacientes son los hermanos compatibles con el antígeno leucocitario humano del paciente. Teniendo en cuenta su edad, la donante tuvo que ser sedada para lograr la cooperación durante la extracción de sangre y separación de sus componentes en múltiples sesiones”, explicó Kalashetty.


Esta niña iraquí de 3 años se convirtió en la heroína de su hermano. Con mucha valentía, hizo lo imposible por salvar a su querido Ahmed, quien le estará agradecido toda su vida a su pequeñita y noble hermana.

Hay quienes confunden la médula ósea con la médula espinal y piensan que el proceso puede ser peligroso. Sin embargo, la médula ósea no tiene nada que ver con los nervios; es un tejido del interior de los huesos.


Suena menos común que la donación de sangre, pero la donación de médula ósea es casi tan sencilla como esta y, como todos los actos altruistas en cuestiones de salud, puede salvar vidas. Incluso, tú mismo puedes ser el donante que alguien esté esperando.

Donar un órgano es ofrecer tu ayuda anónima y altruista a cualquier paciente del mundo que lo necesite. Es un compromiso contigo mismo y con los demás.

Además, la de la médula ósea es la única donación que se puede hacer en vida y en la que las células se regeneran al cien por cien.

Esta pequeña de tan solo 3 años, posiblemente no tenga consciencia del gran regalo de amor que le ha dado a su hermano: «la vida». Pero heroínas como ella necesitamos más en este mundo. ¡Gracias pequeña!

Comparte esta historia con tu gente favorita. A veces, un acto como este puede ser la única posibilidad para muchas personas. En fin, donar es DAR vida, tal como lo promovió nuestro recordado Pablo Ráez.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!