A los 21 años compra su casa y termina 2 carreras después de que su familia le dejara de hablar

Comprar una casa es un sueño para muchos, lo que no es tan común es hacerlo realidad antes de los 25 años.

Antes de cumplir los 20 años esta joven logró terminar con éxito sus dos carreras universitarias, comenzó a trabajar y a ahorrar para adquirir su propia vivienda.

Pakeezah Zubairi tuvo que alejarse de su familia rompiendo con sus patrones de creencias culturales y religiosos.

“Fue difícil mudarse. Vengo de una familia con creencias religiosas muy arraigadas. Cuando los dejé, dejaron de hablarme porque querían que fuera una buena chica musulmana, y eso no era para mí”, dijo Pakeezah.

A pesar de las dificultades a las que se enfrentó por estar sola, nada afectó su motivación de lograr sus metas.

Pakeezah se convirtió en la profesional que se ha graduado más joven de la universidad de Lynn y ahora cursa un doctorado.

A primera vista, Pakeezah Zubairi es una joven como cualquier otra. Sin embargo, se trata de alguien muy especial que ya ha logrado más de lo que la mayoría consigue en toda su vida.

Ha conseguido dos títulos universitarios y también logró comprar una casa.

“Probablemente me perdí muchas cosas de la adolescencia como salir y tener vacaciones divertidas. Pero ahora podré hacer todo eso en mis veinte”, reflexiona Pakeezah

La decidida Pakeezah comenzó su impresionante camino cuando todavía estaba en la secundaria.

Se aseguró de realizar muchos cursos y actividades extras para poder ir adelantando sus estudios universitarios.

Pakeezah tiene actualmente 21 años, su propia casa y dos carreras universitarias

Una vez que comenzó a la carrera de Psicología ya contaba con los créditos necesarios para saltarse la mitad de todo el curso.

Antes de los 19 años consiguió su primer título así que decidió emprender su segunda meta: Gestión de Recursos Humanos.

“Escribía ensayos hasta las 5 de la mañana. Dormía dos horas y luego me iba al trabajo”, explicó la joven.

Tan sólo un año después se había convertido en la persona más joven en graduarse en la Universidad de Lynn, Florida.

Desde muy joven, Pakeezah soñaba con convertirse en una mujer independiente así que comenzó a planificar sus estudios universitarios para culminarlos tan pronto como fuese posible.

“Siento que todo lo que hice desde la escuela secundaria hasta que llegué a mi casa fue trabajar y estudiar”, recuerda Pakeezah.

Fueron años muy duros en donde no sólo se aseguró de cursar muchas materias a la vez sino que también tuvo trabajos a tiempo completo para poder ahorrar algo de dinero.

Lamentablemente, a lo largo de todo este tiempo no contaba con el apoyo de su familia.

“La gente solía tomar 4 clases a la semana pero yo tomaba 7 y a la vez tenía un trabajo de tiempo completo”, dijo Pakeezah.

casa

Por suerte, contaba con la ayuda de su novio. Juntos unieron sus esfuerzos y lograron comprar una casa siendo todavía muy jóvenes.

Fueron años en los que tuvieron que prescindir de muchos lujos pero se encuentran más felices que nunca.

“Fue difícil mudarme. Vengo de una cultura muy religiosa y mi familia me dejó de hablar cuando me fui.

Querían que continuara con las normas musulmanas. Eso no era para mí”, recuerda Pakeezah.

Ahora, Pakeeza tiene planes para realizar un doctorado y seguir trabajando. No hay dudas de que esta joven es un verdadero ejemplo de que con un poco de determinación podemos lograr cualquier cosa.

Cuando ella se quedó sola, sin contar con el apoyo de su familia, se enfrentó a duras pruebas que venció con entereza.

Su relación amorosa ha sido clave para alcanzar lo que sueña, juntos se convirtieron en el mejor equipo.

“Valió la pena todo, trabajo y estudio las materias que amo, todo por mi arduo trabajo a una edad temprana y al apoyo de mi maravilloso compañero de vida”, dijo Pakeeza.

Ella es un ejemplo e inspiración para todos, no hay excusas para lograr lo que queremos, solo hace falta voluntad, disciplina y perseverancia. Paso a paso es posible llegar a la meta.