Su esposa trata de ignorarlo mientras duerme con su “novia” en su habitación – Insólito caso

Existe una creciente tendencia en el uso de muñecas de silicona por parte de los hombres que argumentan sentirse incomprendidos por las constantes quejas y frialdad de algunas mujeres.

La comercialización de las muñecas de silicona se está convirtiendo en un mercado muy atractivo para algunos empresarios que empiezan a invertir en el perfeccionamiento de estas muñecas con el fin de cubrir las necesidades tanto emocionales como físicas que tienen algunos hombres.

Es difícil entender cómo se puede establecer una relación basada en reacciones sentimentales con algo que no es humano y que incluya tranquilidad, amor y el acto sexual.

Al año en el mercado se llegan a vender más de 2.000 muñecas en Japón, con un precio que van desde los 6.000 dólares. Algunas tienen dedos ajustables, cabezas desarmables y genitales.

Masayuki Ozaki, fisioterapeuta de 45 años, es uno de los hombres japoneses que encontró llenar un vacío romántico con una muñeca de silicona llamada Mayu.  Él siente que ella es el amor de su vida, le promete fidelidad y estar a su lado más allá de la vida.

Masayuki vive en Tokio y comparte con Mayu su cama y su vida. Lo más asombroso es que lo hace conviviendo con su esposa y su hija adolescente. Este acuerdo fue producto de constantes discusiones y peleas antes de que existiera una tregua.

Este hombre comentó que después de que naciera su hija, dejaron de existir las relaciones sexuales entre su esposa y él, lo que le hizo sentir una profunda sensación de soledad.

Expresa que desde el instante que vio a Mayu en el showroom sintió un amor a primera vista. Su esposa se enojó mucho cuando la llevó a casa.

VER TAMBIÉN:  "Morir juntos era nuestro deseo más grande" - Nic y Trees partieron tomados de la mano

Cuando su hija se dio cuenta que no se trataba de una barbie gigante se asustó y le dijo que era un grosero, sin embargo, ahora en esta etapa de su vida comparte ropa con Mayu. Este hombre admite que jamás volvería a tener una relación con una mujer de verdad. Siente que es rechazado por las relaciones humanas.

Masayuki comenta que las mujeres japonesas tienen un corazón frío, las cataloga de egoístas. Los hombres quieren que alguien los escuche sin quejarse tanto cuando regresen del trabajo y lleguen a casa.

Mayu representa para él un apoyo incondicional, siempre está dispuesta para él. Cuando tiene un problema encuentra en ella el consuelo que necesita. Quiere que cuando muera lo entierren con su muñeca.

Su esposa, Riho aunque trata de ignorar la muñeca que está en el dormitorio de su marido, siente que la insulta en silencio. Ella asegura que sufre por esta situación, sin embargo, busca mantenerse enfocada en las tareas domésticas.

Hideo Tsuchiya, director general de Orient Industry, una reconocida empresa fabricante de este tipo de muñecas comenta que la tecnología ha sido una gran aliada en el desarrollo y mejoramiento del prototipo de estas muñecas desde la década de 1970.

En la actualidad ante la vista y el tacto son increíblemente reales. Es como tocar la piel de un ser humano. La intención de compra de este artículo en los hombres se ha hecho efectiva porque sienten que realmente se pueden comunicar con las muñecas.

Es un objeto muy frecuente en discapacitados, viudos, y fetichistas a los maniquí. Otros la usan para evitar los dolores de cabeza.

VER TAMBIÉN:  Logró defenderse del violador que la atacaba brutalmente y después comenzó lo peor

Senji Nakajima, un hombre de negocios de Tokio de 62 años y padre de 2 hijos, también se hace acompañar por uno de estos ejemplares. Saori, es la novia de este hombre quien se encarga de asearla, fotografiarla, compartir con ella actividades como el esquí y el surf.

Senji comenta que los seres humanos son muy exigentes, siempre están esperando algo o muestran interés por el dinero. Cuando vuelve a casa y se encuentra con Saori siente que su corazón revolotea. Añade que “ella nunca me traiciona, ella hace que mis preocupaciones desaparezcan “.

Aunque la relación de Senji con su muñeca de silicona ha dividido a su familia, no piensa renunciar a ella.

Este hombre considera que las mujeres no tienen corazón y afirma que nunca volverá a salir con una de verdad. En su apartamento un poco desordenado conserva varias de las muñecas que ha comprado incluyendo un dorso de coma sin cabeza.

Él descarta una posible reconciliación con su esposa. Afirma que no quiere destruir la relación que tiene con Saori porque con ella encontró el verdadero amor y nunca la engañaría ni siquiera con una prostituta. Para este hombre su muñeca es humana.

El número de hombres en Japón conocidos como “herbívoros” tiene un comportamiento directamente proporcional con la tasa de natalidad que va en descenso. Muchos no quieren un amor tradicional y están volteando la vista hacia una vida más tranquila y menos competitiva.

Dailymail

Yoshitaka Hyodo, es un aficionado militar de 43 años que vive sólo, pero tiene una novia comprensiva. Tiene en su casa más de 10 maniquíes de tamaño natural que viste de uniforme de combates para tener fantasías en tiempo de guerra, sin llegar a tener sexo con ellas.

VER TAMBIÉN:  Muchos critican a esta "pequeña" familia, pero ellos demuestran que su condición no los limita

Su curiosidad despertó cuando hace un tiempo atrás encontró una maniquí quemada en la calle. Este hombre compara inclinación de coleccionar las muñecas con la de coches deportivos. Reconoce que no sabe cuánto ha gastado en ellas, pero sabe que es mucho menos que comprar un Lamborghini.

El mercado está orientado a perfeccionar cada vez más este tipo de muñeca para que en un futuro no tan lejano los usuarios puedan tener mayor beneficio y satisfacción por el dinero invertido.

Los investigadores están trabajando para desarrollar ediciones que sean capaces de hablar, reír e incluso simular un orgasmo.

Comparte esta extraña pero real historia, aunque es difícil de comprender, es una tendencia que esta creciendo y definitivamente está sustituyendo el calor y el amor entre los seres humanos.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!