Su abuela lo motiva a cumplir su sueño aunque todos lo juzguen porque “no es para hombres”

Cada vez que alguien descubre su pasión en la vida se trata de un momento sumamente especial. Los jóvenes esperan contar con el apoyo de sus padres y todos sus seres queridos.

Por desgracia, este no siempre es el caso. Cuando Aaron de Jesús Márquez descubrió su pasión por el ballet muchas personas lo juzgaron; pero el sabía que el apoyo de su amorosa abuela era más que suficiente para continuar este importante reto.

Aaron fue criado por su abuela. Su padre falleció a temprana edad y su madre emigró del país.

El joven no tenía muy claro a qué quería dedicarse por el resto de su vida. Sin embargo, cuando escuchó sobre el programa de danza PROVER, sintió un poco de curiosidad sobre lo que era el ballet y decidió intentarlo.

Se trata de una beca para jóvenes de bajos recursos que desean comenzar una carrera en esta exigente disciplina.

Aaron vive en la ciudad de Córdoba en México.

Aaron realizó una audición y demostró que tenía lo necesario para aprender y llegar muy lejos en el mundo del ballet. PROVER lo ayudó a cubrir el gasto de sus estudios, traslados, comidas y equipamiento necesario para que comenzar con su formación.

Se trató de un momento muy especial para el pequeño y su abuela; pero muchas personas les advirtieron que no debía seguir ese camino.

Aaron tiene actualmente 12 años.

Un sacerdote del lugar incluso pidió hablar seriamente con Magda, la abuela de Aaron, para explicarle que lo único que el joven lograría en ese mundo sería irse por el camino del mal.

“Saque a ese niño del ballet. Hágame usted caso. Ahí los niños cambian de género”.

Por suerte, el amor de Magda por su nieto era mucho más grande que cualquier prejuicio.

Lo apoyó a lo largo de su formación y el talentoso Aaron ha demostrado que nació para bailar.

Ha ganado papeles protagónicos a lo largo de importantes presentaciones de baile e incluso fue declarado el Campeón durante el XIV Concurso Nacional de Ballet Infantil y Juvenil. Y ese es tan solo el comienzo.

Aaron recientemente protagonizó la obra “Billy Elliot”.

No hay duda de que Aaron logrará hacer historia. Ya es momento de dejar atrás los viejos estereotipos en donde muchos creen que hay carreras están destinadas a los hombres y otras a las mujeres.

Todo lo que se necesita en la vida es seguir nuestra pasión y dedicarnos con mucha disciplina a ser cada día mejores.

Comparte la emotiva historia de Aaron para apoyarlo en su exitosa carrera en el mundo del ballet.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!