Sobrevive de milagro aunque los médicos solo le dieron 1% de probabilidades de sobrevivir

Cuando realmente se quiere vivir no existe nada que pueda contra esa voluntad. Tal como demostró un hombre al que los médicos solo le dieron 1% de esperanza de vida, después de contraer coronavirus.

Las cosas no fueron nada fáciles para Brian Kostus, un hombre residente de Michigan, en los Estados Unidos. Por el contrario, en muchas ocasiones recibió el peor de los diagnósticos por parte del equipo médico que lo atendía.

Fue en noviembre de 2020 que este hombre comenzó a presentar síntomas del terrible coronavirus. Pese a que siempre utilizó mascarilla y trató de guardar distancia de las personas para evitar contraer la enfermedad.

Al realizarse la prueba confirmó que estaba contagiado de coronavirus

Kostus jamás imaginó que su organismo colapsaría al extremo de tener que ser inducido en coma durante 18 días. Afortunadamente, logró despertar de ese profundo sueño inducido y pudo reencontrar fuerzas al realizar videollamadas constantes con su familia.

Después de haber salido del coma, los médicos lo mantuvieron sedado y también conectado a un ventilador durante 44 largos días.

Sus pulmones estaban colapsados

El nivel de oxigenación en el cuerpo de Kostus descendió hasta un peligroso nivel 60, cuando el rango saludable es entre 80-100. Esa fue la razón por la que los médicos no creían que tuviera más que 1% de probabilidad de librar la enfermedad.

Para recibir el 2021, este hombre tuvo que ser trasladado al Hospital de Grand Rapids, Miami, para poder recibir rehabilitación y recuperar la movilidad de su cuerpo, principalmente de brazos y piernas que se encontraban sumamente afectados.

Vencer al coronavirus le tomó 100 días

Después de 100 largos días luchando contra la enfermedad, fue el pasado 19 de febrero que finalmente Kostus pudo salir del hospital en que se encontraba para volver a abrazar nuevamente a sus seres queridos.

Fue uno de los familiares de este valiente hombre quien capturó el emotivo momento en que Kostus salió por su propio pie. Sus seres queridos no pudieron evitar romper en llanto al verlo caminar con paso firme para poder abrazarlos.

Después de las lágrimas, aparecieron las risas de celebración, así como las fotografías fuera del hospital para celebrar en grande la victoria de Kostus. Él también aprovechó el momento para agradecer a los médicos y enfermeras que le salvaron la vida.

La emotiva recuperación de este hombre fue celebrada por miles de personas en las redes sociales que oraron y siguieron su estado de salud todos los días, pidiendo para que pudiera recuperarse como un gran acto de empatía con su familia, así como con todas las personas enfermas de coronavirus.

“Estoy llorando lágrimas de alegría por Brian y toda su familia. Las oraciones fueron escuchadas”, comentó un internauta.

Este es el mejor momento para desprenderse del egoísmo y apoyar sinceramente a quienes más lo necesitan.

Comparte esta historia que ha tocado los corazones de miles de personas y nunca pierdas la fe, por más difícil que sea el panorama.