Sin dinero, acude con su hija de 6 años a un semáforo con la esperanza de conseguir empleo

Mauro es un joven padre de familia que ha tenido que enfrentar una dolorosa situación. Desde hace un par de años no lograba conseguir empleo. A pesar de todo, Mauro estaba decidido a hacer lo necesario para llevar el sustento a su familia.

Comenzó a ir al semáforo que une las avenidas Alem y Las Piedras. Allí se dedicaba durante horas a limpiar los vidrios de los autos que pasaban y en sus minutos libres ayudaba a su hija de 6 años a hacer los deberes.

“Lo único que queremos es vivir cada día mejor. Que nosotros trabajemos y que los chicos estudien. Como cualquier familia”, dijo Mauro.

Muchos vecinos de la zona los conocían, pero su historia se volvió viral cuando un hombre llamado Álvaro Romero les tomó una fotografía y dio a conocer su situación. Álvaro tenía la esperanza de que alguien lograse ayudar a Mauro en su búsqueda de trabajo.

Después de todo era un hombre trabajador, dispuesto a aprender y realmente quería luchar para poder brindar a sus hijos un futuro mejor. La publicación se volvió viral y finalmente recibió una oferta de trabajo.

“El hijo del dueño de la constructora Hábitat vino a ofrecerme trabajo. Tenía que presentarme el lunes temprano para la entrevista”, dijo Mauro.

El agotado padre no podía creer que finalmente una persona estaba dispuesta a darle la oportunidad que tanto necesitaba.

A duras penas pudo dormir y se sentía muy nervioso sobre lo que le preguntarían en la entrevista. Afortunadamente, todo salió de maravilla y Mauro fue de inmediato a buscar a su esposa para contarle lo sucedido.

“Dije lo que tantas veces había soñado con decirle a mi familia: ‘Ya no vamos a volver al semáforo: ¡Conseguí trabajo!’”, recordó Mauro

La familia entera comenzó a saltar de alegría. En el trabajo, todos los compañeros han tratado de maravilla a Mauro. Le tienen mucha paciencia y se esfuerzan por enseñarle todo lo que tiene que saber para trabajar en el mundo de la construcción.

Contar con un ingreso fijo ha traído muchísimos beneficios a su familia y Mauro se encuentra muy agradecido por todo el apoyo que recibió a través de las redes sociales.

“Ahora falta que consiga trabajo mi señora. Ella también quiere trabajar, no quiere que nadie le regale nada. Así entre los dos podríamos pagar el alquiler”, dijo Mauro.

Esperamos que la vida de Mauro y su familia mejore cada día más. Son personas realmente dedicadas y trabajadores y merecen seguir adelante. Un completo extraño vio muchísimo potencial en él y gracias a un pequeño gesto logró cambiar su vida de una manera drástica.

Une tu voz y comparte este emotivo desenlace para celebrar lo mucho que podemos hacer con un simple gesto de ayuda.