Simplemente por ser mujer y conducir en Arabia Saudita le quitaron lo más sagrado que tenía

Conforme va avanzando el tiempo, la mentalidad de las personas cambia así como las leyes de cada país también cambian para adaptarse a la libertad y a las necesidades de las personas. Pero a pesar de la evolución de la cultura y de la legislación, en algunos países se han mantenido en el tiempo las leyes y prácticas antiguas más trascendentales de su historia aunque sean incompatibles con el estilo de vida actual.

La liberación de la mujer definitivamente es uno de los cambios más importantes que se han logrado en los últimos años con respecto a las leyes y normativas que les prohibían realizar diferentes actividades.

Sin embargo, existen países y sociedades en las que aún no han logrado liberarse completamente pues las tradiciones y leyes siguen siendo muy conservadoras con respecto a la mujer y el puesto que la misma debe tener en la familia y la sociedad.

Arabia Saudita es quizás el país que lidera la represión de una mujer a tener una vida normal como la conocemos. Este país consta con leyes muy extrañas y específicas para las mujeres, una de esas es la prohibición hacia las mujeres para conducir, siendo el único país del mundo que no permite que una mujer conduzca.

Una mujer incluso puede ir a prisión por violar esta prohibición, sin importar la situación que la llevara a esto.

En 2011, Manal Al-Sharif fue encarcelada después de haber desafiado la prohibición a las mujeres de conducir de Arabia Saudita, ella fue acusada por “conducir un auto siendo mujer” después de que ella subiera un video de ella a la red realizando esta actividad.

VER TAMBIÉN:  El gesto de la reina Isabel hacia Meghan en la ceremonia del que todo el mundo habla

Manal Al-Sharif mostrando su licencia de conducir obtenida en Dubai.

La mujer de ahora 38 años decidió grabarse en video mientras “violaba esta ley” como protesta a esta prohibición y, a pesar de haber sido encarcelada durante 9 días, logró su cometido pues esta situación llamó mucho la atención a nivel mundial.

Sin embargo, las leyes en este país son muy estrictas y todo el escándalo mundial que ocasionó esta protesta no fue suficientes para evitar que la mujer perdiera su trabajo, y no solo eso ¡también la custodia de su hijo!

Manal Al-Sharif, que ahora vive en Sydney, Australia, tuvo que pasar por la tortura de ser encarcelada durante 9 días, además perder a su hijo y su trabajo; sin embargo, esto no logró desanimar a la mujer de tener el control sobre su vida.

La Sra. Al-Sharif emigró a Sydney donde reside permanente con su segundo marido y su hijo menor.

Ella ha escrito una memoria llamada “Daring To Drive” (Atreverse a Conducir), describiendo sus experiencias.

Ella se inspiró para escribir el libro cuando descubrió que su hijo mayor, Aboudi, estaba siendo golpeado en la escuela.

Por un simple video conduciendo, esta mujer tuvo que pasar por todas estas cosas teniendo que hacer un cambio radical en su vida para poder vivir con normalidad.

En su libro, Manal Al-Sharif cuenta lo triste que se encuentra de tener que vivir en medio de dos mundos y de lo triste que está por las mujeres que son castigadas al igual que ella por este tipo de leyes, además de la tristeza de haber perdido la custodia de su hijo de ahora 11 años.

VER TAMBIÉN:  Un pedófilo viaja "para tener sexo con una niña de 13 años", pero en realidad es una trampa

Es increíble ver las injusticias que tienen que vivir las mujeres día a día en este país. ¡Comparte esta historia!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!