Su hija de 4 años casi pierde la vida por probarse unos zapatos sin calcetines en una tienda

Jodie Thomas es una amorosa madre del Reino Unido que quedó devastada al desubrir que la vida de su hija estaba en riesgo por hacer algo tan sencillo como probarse unos zapatos nuevos.

Sienna se dirigió con su madre a comprar calzado para la temporada de clases que se avecinaba. Como se encontraban todavía disfrutando del clima de verano, Sienna salió con un par de sandalias así que no estaba usando calcetines.

Sienna acaba de cumplir cuatro años de edad.

Jodie no le dio mayor importancia a este detalle y ayudó a su hija a probarse varios zapatos. Todo transcurrió con normalidad pero al día siguiente la pequeña Sienna comenzó a mostrar alarmantes síntomas de que algo no andaba del todo bien con su salud.

El dolor que sentía era tan grande que no podía parar de llorar, además su temperatura subía peligrosamente así que Jodie la llevó de inmediato a un hospital.

No paraba de temblar. Fue horrible ver a mi hija en ese estado. Pensaron que era sepsis y que tendrían que operarla”.

Los médicos la recibieron y en cuestión de minutos comprendieron que se trataba de una peligrosa infección que comenzaba a propagarse a toda velocidad por su cuerpo. En tan solo un día la bacteria que había afectado a Sienna comenzaba a expandirse por su pierna.

Lo que más asustaba a los médicos era que si no lograban controlar el avance de la infección podría convertirse en sepsis y la pequeña quedaría en riesgo de perder la vida.

“Sabía que corría algunos riesgos como el contagio de pie de atleta, pero no podía imaginar que sucediera algo tan serio como una sepsis”.

Sienna debió pasar cinco días internada en el hospital mientras los médicos hacían todo lo posible por salvar su vida. Afortunadamente, no se vieron en la necesidad de operarla y con un tratamiento de antibióticos la niña comenzó a recuperar sus fuerzas.

Sin embargo, la consternada madre todavía no se recupera de la sorpresa de que algo tan grave sucediera por tan sólo probar zapatos en una tienda.

Quedé en shock cuando me dijeron que todo sucedió por probarse unos zapatos nuevos. Normalmente le hubiese puesto calcetines a mi hija, pero como era verano estaba utilizando sandalias”.

Sienna todavía no se ha recuperado por completo. Necesitará volver a realizarse algunas pruebas en el hospital, pero ya se encuentra descansando en casa con su madre. Ahora, Jodie ha querido contar lo sucedido para advertir a otros padres sobre la necesidad de tomar medidas preventivas a la hora de comprar zapatos.

“Muchos padres están realizando las compras necesarias para el regreso a clases. Quiero advertirles sobre la necesidad de que lleven calcetines para prevenir infecciones”.

Parenting Isn’t Easy

Esperamos que Sienna logre recuperarse por completo de esta terrible experiencia que pudo acabar con su vida.

No te vayas sin compartir esta nota para salvar a cientos de niños que podrían pasar por la misma experiencia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!