Ante los peores pronósticos estas siamesas son separadas y conocen su hogar

Andre y Angie se casaron en el 2016. Desde entonces comenzaron una hermosa familia junto a los dos hijos que Angie ya tenía. Un par de años después decidieron que querían tener más hijos pero no podían imaginar que se convertirían en los padres de unas gemelas verdaderamente especiales.

La pareja vive en la ciudad de Gainesville en Florida, Estados Unidos.

Angie quedó embarazada y en uno de los chequeos de rutina los médicos comenzaron a notar que algo no andaba del todo bien. Una ecografía mostraba a dos gemelas unidas en la forma de un corazón. Minutos después los médicos hicieron varias pruebas y confirmaron que se trataba de gemelas siamesas. 

No teníamos idea de que tendríamos gemelas. Mucho menos siamesas”.

Los médicos les advirtieron que no sería nada sencillo, pero Andre y Angie decidieron seguir adelante y darlo todo para que sus pequeñas lograran crecer lo más fuertes posibles. Una vez que nacieron las gemelas se quedaron en el hospital junto a su madre mientras Andre se debió quedar en casa con el resto de los niños.

Las gemelas estaban compartiendo el hígado y los intestinos.

No fueron tiempos sencillos. Las siamesas debían pasar una serie de cirugías para poder sobrevivir así que Andre estuvo trabajando en tres empleos diferentes, cuidando a los niños y hasta buscando tiempo extra para poder acompañar a su esposa y a las gemelas recién nacidas.

En total las gemelas tuvieron que someterse a siete cirugías.

Por suerte, todos los sacrificios valieron la pena. Cuando las pequeñas cumplieron dos meses los médicos decidieron realizar una cirugía para separarlas. Además de eso cada una necesitó varias cirugías adicionales para lograr encontrarse completamente a salvo. Durante los primeros meses las pequeñas sufrieron muchos problemas respiratorios y de presión arterial pero demostraron ser unas verdaderas luchadoras.

“Estoy muy emocionado de poder tenerlas en casa”.

Tras meses de angustia ahora los padres se encuentran más felices que nunca de poder volver a casa junto a sus gemelas. Ahora han comenzado a conocerlas y comienzan a ver los detalles de la personalidad de cada una.

Son polos opuestos. Jesi será nuestra filósofa y Remi será nuestra Hannah Montana”.

People

Ahora Remi y Jesi podrán continuar disfrutando de sus primeros meses de vida en la comodidad de su hogar. El amor y el constante apoyo de sus padres hizo que estas gemelas tan especiales lograran sobrepasar cualquier obstáculo.

Comparte el pequeño milagro en el que se han convertido estas gemelas para celebrar junto a sus padres lo fuertes que han sido.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!