Una joven de 21 años alquila su vientre sin imaginarse lo que le tocaría enfrentar

Tener un hijo cambia la vida de cualquier mujer; muchas sueñan y añoran convertirse en madres y formar su propia familia, pero existe una triste realidad para muchas pues se les hace imposible tener hijos de manera natural.

Sin embargo, esto no debe ser el fin de ese sueño pues existen muchas maneras de convertir en realidad tan añorado deseo. Shaniece Sturdyes, una chica de tan solo 21 años, tomó una importante decisión en su vida tras haber visto un documental referente a padres que no pueden tener bebés y sobre el alquiler de vientres.

Su decisión no solo cambiaría su vida para siempre, sino también las de alguien más. Shaniece Sturdy quiso ayudar a una pareja que no pudiera tener hijos y alquilarles su vientre para así brindarles la oportunidad de formar una familia.

Shaniece, quien ya había tenido su propio hijo, decidió brindarle a alguien más la oportunidad de tener un bebé por lo que se preparó para alquilar su vientre y tener los hijos de alguien más.

“Deseo ayudar a una pareja a hacer realidad su sueño de tener hijos, además de dedicarme a criar y cuidar al mío, mi amado Rylee”, dijo la joven. A su corta edad ella solo quiere dedicarse a cuidar de su hijo y nada más, por lo que ayudar a alguien de esta manera no se lo impedirá.

Para empezar a trabajar en esto la joven se trasladó a Los Ángeles a una clínica especializada en fertilidad, después de conocer a los futuros padres se procedió a implantarle a la joven el embrión de Joanna y Steve.

El procedimiento fue completamente exitoso y esta joven estaba muy feliz de poder ayudar. Al poco tiempo llegó la hora de realizar la primera ecografía para ver cómo estaba el bebé, Joanna y Steve acompañaron a Shaniece a realizarse el eco y descubrieron algo que logró sorprenderlos.

VER TAMBIÉN:  Esta "Carta a la futura esposa de mi ex" podría cambiar la manera en que piensas

Cuando vieron el monitor descubrieron que no se trataba de un bebé, ¡sorprendentemente eran gemelos! La afortunada pareja estaba muy feliz, no podían creer lo que estaba ocurriendo.

Pero las sorpresas no se detenían, un par de meses después de esto, tras otra visita a la sala de ecografía, la feliz pareja se enteró que no solo iban a tener dos bebés ¡sino tres!

¡Se trataba de trillizos! La emoción de los padres era indescriptible y Shaniece se sentía plena al lograr brindarles este sentimiento, la parte más divertida de esta historia fue el último eco de los trillizos pues en él se ve como uno de los bebés tiene su mano con un pulgar arriba como indicando que todo ahí adentro se encontraba bien.

Newsner

Shaniece está muy feliz de haber hecho esto para ayudar a esta feliz pareja, los 3 bebés nacieron sanos y hermosos, y fueron los primeros trillizos idénticos en nacer de un vientre en alquiler.

“Sé que sólo tengo 21 años y que llevar en mi vientre a los hijos de otras personas es una gran responsabilidad pero también sé que es la mejor experiencia de mi vida (seguido de dar a luz a mi propio hijo). Estoy segura de que Joanna y Steve serán unos padres grandiosos pues tuve todo su apoyo durante todo el proceso”.

No olvides compartir esta hermosa historia.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!