Shakira y Piqué iniciarían una batalla legal por la custodia de sus hijos

Tras varios días de especulaciones sobre la crisis de pareja entre Shakira y Gerard Piqué, después de que ella descubriera una supuesta infidelidad del futbolista, finalmente hoy confirmaron de manera oficial que los rumores eran ciertos.

A través de la agencia de comunicación de la cantante, este sábado enviaron un escueto escrito anunciando su separación definitiva.

«Lamentamos confirmar que nos estamos separando. Por el bienestar de nuestros niños, que son nuestra máxima prioridad, pedimos respeto a la privacidad. Gracias por su comprensión», se lee en el comunicado.

Shakira, de 45 años de edad y Gerard Piqué, de 35, llevaban 12 años de relación, que trajo como fruto el nacimiento de sus dos hijos: Milan, de 9 años y Sascha, de 7. Aunque nunca llegaron a formalizar su unión a través del matrimonio porque se consideraban «una pareja no tradicional».

La noticia de su ruptura definitiva ha entristecido a los fans de ambos, ya que aparentemente se trataba de una de las parejas más sólidas del espectáculo. A pesar de su diferencia de edad, y del modo en que empezó su noviazgo, después de que Shakira dejara a su expareja Antonio de la Rúa, para iniciar una nueva aventura junto al futbolista en Barcelona, hace más de una década.

Ahora, un nuevo dilema en torno a su separación está causando gran polémica. Se trata de la custodia legal de los pequeños Milan y Sascha.

Según el portal Informalia del periódico español El Economista, quien asegura tener fuentes verídicas, la pareja ya habría iniciado acciones legales, cada uno con su abogado respectivo, para decidir sobre el destino de los pequeños. Aunque no deben tramitar un divorcio, porque nunca se casaron.

Shakira y Piqué ahora se enfrentarían a una delicada disputa legal por la custodia de sus hijos

Shakira

“La artista no quiere continuar viviendo en Barcelona. Aquí no tiene amigos ni familia (salvo la de Piqué) y Hacienda la persigue desde hace años, por lo que tiene intención de mudarse e instalarse en otro país. Con sus hijos, por supuesto. Y aquí empiezan los problemas: Piqué se niega a separarse de sus hijos y alude a que los niños nacieron en Barcelona, aquí se han criado y aquí tienen su colegio y sus amigos”, reveló el medio español.

Y es que, parece que la pareja no pudo llegar a un acuerdo pacífico sobre la tutela de sus hijos, razón por la cual han tenido que recurrir a instancias legales.

El conflicto se generaría porque Shakira no quiere seguir viviendo en Barcelona, después de descubrir las presuntas infidelidades de su pareja.

Se le suma a esto el hecho de que no tiene amigos ni familia en la ciudad española, y sus recientes problemas legales tras conocerse que la llevarán a juicio por el supuesto fraude de 14 millones de euros a Hacienda.

Por todo lo anterior, Shakira parece que quiere definitivamente dejar España con sus dos hijos, pero Piqué se niega a permitir que los niños abandonen su ciudad de crianza, en la que tienen amigos, familia y colegio.

Pese a todo el revuelo de su ruptura, la pareja aún no se ha expresado de manera directa sobre los rumores de infidelidad, ni tampoco ha hecho pública en sus redes mención alguna a su separación.

A Piqué lo vincularon con una joven rubia de 20 años, que finalmente parecía ser la hermana de Pablo Gavi, canterano del F.C. Barcelona. Sin embargo, hasta la fecha no se ha confirmado la verdadera identidad de la mujer con que le habría sido infiel Piqué a Shakira, ni si realmente esa infidelidad existió.

Lo que sí pudieron constatar algunos periodistas y testigos, es que Piqué ya no residía en el hogar familiar, sino en su lujoso piso de la calle Muntaner desde hace 3 meses, donde llevaba «vida de soltero».

Es realmente doloroso ver cómo finalmente los hijos de la pareja, los más inocentes en todo esto, podrían terminar pagando las consecuencias de las diferencias irreconciliables de sus padres. Esperamos que por el bien de los pequeños sepan resolverlo con madurez y conciencia.