Piqué cede la custodia total de sus hijos a su ex y Shakira se los llevará a Miami

Después de los cinco meses más duros, convulsionados y polémicos, ante el ojo público, la guerr4 entre Shakira y Gerard Piqué ha llegado a su final.

Si bien algunos dicen que ha sido la colombiana la que se «ha salido con la suya», claramente en una separación como esta, no se puede hablar de un vencedor o un perdedor.

Shakira

Lo cierto es que los pequeños Milan y Sasha se llevan el resultado de una familia rota; y solo el tiempo, y la sabiduría y la madurez de sus padres, les permitirá recomponer su vida y sus emociones resquebrajadas en este tiempo, que ha sido francamente difícil para ellos, a tan corta edad.

Shakira gana la batalla y Piqué renuncia a la custodia de sus hijos por un pedido de Clara Chía

Durante las 12 horas más difíciles en sus 12 años de relación, la noche del 7 de noviembre la expareja se sentó cara a cara en la mesa del comedor familiar, donde un día fueron felices, para llegar a un acuerdo.

Con sus respectivos abogados como mediadores, el futbolista y la cantante lograron pactar que Shakira se llevara a sus hijos a Miami, como siempre fue su deseo. A la vez que Piqué sorprendía a su ex renunciando a su custodia, pues en todas las negociaciones anteriores habría sido él quien de una manera obstinada siempre se opuso a ello.

Gerard se habría acogido al hecho de que no desea someter más a sus hijos a un «tortuoso sufrimiento». Aunque, no es sorpresa para nadie que el mayor peso en su decisión lo habría tenido su novia, Clara Chía, quien le habría pedido al futbolista que dejara marchar a su ex con sus hijos de una vez por todas.

Trascendió que Piqué ha aceptado separarse de sus hijos incluso por largas temporadas. Pero, ahora que está libre de sus compromisos profesionales, es probable que los visite más a menudo.

Por su parte, para Shakira, volver a la que algún tiempo fue su mansión, en Miami, será un proceso largo. Y, al ver que el padre de sus hijos cedió, independientemente de los motivos, se habría mostrado comprensiva con Gerard permitiendo que Milan y Sasha se quedaran aún en Barcelona hasta las fiestas de fin de año, para así no afectar más a los pequeños.

Shakira ya tiene algunos asuntos arreglados, como por ejemplo, el colegio en el que estudiarán los niños. Para la cantante, ellos son su única prioridad y hará lo que sea para ser su mayor apoyo y soporte emocional en la dura etapa que se les viene, lejos del país que los vio nacer. Pero, definitivamente, muchos opinan que los pequeños junto a la madre es donde deben estar, y lo mejor para ellos en estos difíciles momentos.

En lo que respecta a Piqué, queda claro que para él Clara Chía es más importante de lo que muchos pensaron. Y la estaría tomando en cuenta para todas las decisiones cruciales de su vida, incluyendo el destino de sus hijos.

Shakira y Gerard anunciaron su decisión que ha mantenido en vilo al mundo entero, a través de un comunicado:

«Cinco meses después de su escandalosa separación, ríos de tinta escritos, un futuro roto en pedazos y el amor convertido en desprecio, el futbolista y la cantante volvían a mirarse a los ojos ante la mesa en la que desayunaban cuando eran felices. Doce horas de negociación después, él firmó la renuncia a la custodia de sus hijos. Pronto volarán a Miami, lejos de su padre y de la Barcelona que era su hogar», reseñó el medio La Vanguardia.

Las grandes renuncias de Shakira para que Piqué le cediera la custodia

En un extenso documento de 20 páginas que será entregado próximamente en el juzgado, se establece que Gerard tendrá el derecho de ver a sus hijos durante 10 días al mes. Aunque se sabe que, al estar del otro lado del «charco», en la práctica será algo difícil de cumplir. A no ser que decida trasladar su residencia a Miami, y entonces automáticamente, la custodia de Milan y Sasha pasaría a ser compartida.

También podría traerse a sus hijos a España para que permanezcan bajo el cuidado de sus abuelos durante ese tiempo, o llevárselos a otra parte del mundo. Sin embargo, también podría simplemente no beneficiarse de ese privilegio y no ver a sus hijos.

Así también, Shakira estará obligada a renunciar a sus hijos en los períodos festivos más largos, como: Acción de Gracias, Navidades, y el llamado Spring Break en la primavera. Mientras que en el verano podrán pasar con ambos padres, pero los niños estarán con Piqué el 70 por ciento del tiempo.

Además, todos los gastos de los viajes de Piqué para ver a sus hijos, serán cubiertos por la cuenta bancaria conjunta que aún tiene la expareja.

Sobre la mansión familiar de Splugues de Llobregat (Barcelona) donde reside Shakira con sus hijos, será puesta a la venta. El excentral del FC Barcelona no tiene intención alguna de vivir allí, puesto que ya se ha comprado otra mansión muy cerca para vivir con Clara Chía.

Deseamos que Milan y Sasha encuentren finalmente la paz, la armonía y la estabilidad que tanto necesitan y merecen. Enhorabuena por Shakira y Piqué que por fin bajaron el hacha de guerra.