«Seré una madre completa» – Les responde a quienes la subestiman por no tener extremidades

¿Quién dice que las discapacidades físicas son un impedimento para alcanzar cualquier meta y tener una amorosa familia? Muchas veces las personas que padecen de alguna enfermedad, o que lucen físicamente diferentes, son subestimadas.

No obstante, lo cierto es que todos los seres humanos son igualmente valiosos y tienen los mismos derechos para desarrollarse plenamente y construir una vida “normal”, llena de felicidad en todos los sentidos.

Durante toda su vida, una inspiradora mujer originaria de Zimbabue, África, ha alzado la voz para demostrar al mundo entero que, sin importar cuál sea su aspecto, no existe nada que una persona como ella no pueda realizar, si así se lo propone.

Sinikiwe tuvo que aceptarse y aprender a amarse para convertirse en la mujer fuerte que es hoy

Sinikiwe Kademaunga tiene 26 años y nació sin extremidades. Pero esto no la ha detenido para convertirse en una gran mujer talentosa, dedicada y emprendedora, que impulsa a los demás a mantenerse fuertes con su historia de vida.

“Cuando nací fue muy difícil para mi familia aceptar que nací con una discapacidad porque en ese momento, cuando un niño nacía así, se consideraba una maldición de Dios”, narra la joven.

Tiene una Licenciatura en Trabajo Social y lanzó su propia empresa en el 2019

Pese a todo prejuicio, Sinikiwe ha encontrado el amor en un hombre que la quiere incondicionalmente y desea pasar junto a ella el resto de su vida, construyendo juntos una gran familia basada en la entrega y fidelidad.

Recientemente esta joven ha recibido la que probablemente sea la mejor noticia: está embarazada, espera con ansias la llegada de su primer bebé y eso la hace sentir más completa que nunca.

«No puedo creer que voy a ser una madre completa, una madre completa. ¡Qué grande es Dios! El 2020 fue un año tan difícil, pero Dios me dio un consuelo, una bendición, un mejor amigo y mi orgullo.

Sé que este niño es una bendición para nosotros (papá y yo) y para las generaciones venideras. No puedo esperar para abrazarte, besarte, tocarte, sentirte, olerte. Estoy muy agradecida. Ahora puedo publicar mis fotos de cuerpo completo, embarazada, en paz”, dijo la joven.

Cada día que pasa, la pancita de esta linda chica crece y el pequeño que está dentro no deja de moverse, dando sus primeros impulsos con los que se abrirá paso en el mundo en cuestión de meses.

El mensaje que esta chica da a todos los que viven con alguna discapacidad es que vean más allá de sus aparentes limitaciones, para descubrir lo valiosos y especiales que son.

“Quiero decirles a todas las personas que viven con discapacidades que crean en ustedes mismos. Eres mágico. Eres excepcional y maravilloso. Cree en ti mismo, no dejes que el mundo te defina o te derribe”, afirma la joven.

Tú también súmate a las personas que tratan a todos con el mismo respeto y dignidad. La humanidad es especial porque tenemos talentos y somos diferentes, celebremos esta diversidad.

Comparte esta historia de superación con todos tus amigos y nunca dejes de apoyar a quienes más lo necesitan.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!