Señalan al empresario que pagó todos los boletos de un vuelo para protegerse del COVID-19

La pandemia por coronavirus ha traído muerte y desolación a todos los rincones del planeta, pero, además, resulta un hecho indiscutible que, a pesar de sabernos de memoria las tantas veces repetidas medidas que debemos tomar para evitar el contagio, el miedo aún nos invade a niveles insospechados.

Tal es el caso de Richard Mujaldi, un millonario de origen indonesio quien, como todos los de su clase, no adolece de ciertas excentricidades que, dicho sea de paso, solo ellos pueden permitirse. Resulta que, aterrado, decidió comprar todos los boletos de un vuelo de la aerolínea Lion Air Group, para poder viajar solo junto a su esposa.

La idea de Richard, de 32 años de edad, era eliminar cualquier posibilidad de contagio y, para ello tomó esta medida extrema, paranoica y, la verdad sea dicha, bastante poco convencional. Por su parte, la mencionada aerolínea confirmó la venta de todos los boletos de aquel vuelo procedente de la capital, Yakarta, que tenía como destino la isla de Bali.

“Hemos confirmado la compra de todos los boletos de nuestro vuelo procedente de Yakarta con destino a Bali por un millonario que asegura tener mucho miedo de ser contagiado de COVID-19”, dijo un portavoz de la compañía de transporte aéreo.

Richard es el nieto de Kartini Muljadi, la mujer más acaudalada de Indonesia. También es el director de la empresa familiar Mulia Graha Abadi y cofundador de la empresa Dua Tech Global, dedicada al ramo de la tecnología.

Su esposa, Sahalvynne Chang, es una destacada actriz de cine y televisión de este país asiático.

Tanto ella como su multimillonario y previsivo marido dejaron entrever su preocupación por el riesgo cada vez mayor de contraer la terrible enfermedad, por lo que no dudaron en copar la totalidad de los boletos del avión, solo para ellos dos. Incluso, el millonario comentó a través de sus redes sociales que esto era más barato que rentar un jet privado.

“Después de reservar tantos asientos como fuera posible, seguía siendo mucho más barato que alquilar un jet privado. Ese es el truco, muchachos”, declaró Muljadi.

Además, agregó que debía cerciorarse de que nadie más abordara ese vuelo, pues, de ser así, ni él ni su esposa abordarían la aeronave. No obstante, aún se duda de si verdaderamente Mujaldi hizo la compra nerviosa.

Lo cierto es que la empresa Baltik Air confirmó que la pareja hizo su travesía en el vuelo ID-6502, desde Yakarta a Bali, pero también aseguraron que la aeronave navegó los cielos como todos los días, y no se trató en lo absoluto de algún vuelo privado.

“El pasajero en cuestión solo cuenta con un código de reservación para dos personas”, dio a conocer Danang Mandala Prihantoro”, director de Comunicaciones de la empresa.

Según calculó el sitio Web Coconuts Bali, reservar todos los boletos de un vuelo de este tipo supondría el desembolso de entre 75 y 110 millones de rupias indonesias, equivalentes a casi 10 mil dólares estadounidenses. ¿Qué es esto comparado con la seguridad para este estrafalario empresario?

Sin embargo, la veracidad de esta compra continúa en entredicho, ya que, de acuerdo con informaciones emanadas de la aerolínea, solo existe una reserva a nombre de Muljadi. Se presupone que pudiera haber regresado por los demás boletos, en una reservación aparte.

Sin importar si es cierta o no, es impresionante el poder que tiene el dinero en algunos casos. Comparte esta historia con tus amigos y seres queridos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!