Señalan al dueño de una empresa que renuncia a su salario para aumentar el de sus trabajadores

Son muchas las personas que desean tener un trabajo donde su esfuerzo se vea reflejado en su salario mientras hacen lo que más les gusta, sin embargo, la realidad es otra y no podemos negar que millones de personas en el mundo cumplen con sus funciones para buscar con desespero su sustento diario.

Esto como resultado de un bajo ingreso salarial donde los empleados no tienen mayor motivación sino deudas pendientes y horas laborales por cumplir.

Este CEO renunció a su salario de 1 millón de dólares al año para aumentar el salario a sus empleados.

Con la intención de mejorar el estilo de vida de los empleados y darles una visión distinta del trabajo, Dan Price, quien dirige Gravity Payments, con sede en Seattle, decidió reducir su propio salario en un 90 por ciento para que sus empleados pudieran disfrutar de un excelente salario mínimo de $70.000 anuales. El empresario comenta:

“Esta mañana cortamos la cinta en la nueva oficina de @GravityPymtsBoise y anunciamos que todos nuestros empleados  aquí comenzarán a ganar nuestro salario mínimo de $ 70k. Estoy muy agradecido de trabajar con este equipo y poder compensarlos por el valor que aportan a nuestra comunidad”.

Price tomó la decisión en el 2015 y desde entonces ha visto grandes y significativos cambios en la empresa, a pesar de haber sido fuertemente criticado.

Price publicó en su cuenta de Twitter:

“Cuando comencé con un salario mínimo de $ 70.000 para mi empresa en el 2015, Rush Limbaugh, un comentarista político de Estados Unidos, dijo: ‘Espero que esta empresa sea un caso de estudio en programas de MBA sobre cómo el socialismo no funciona, porque va a fallar’”.

Para sorpresa de todos, la empresa ha triplicado sus ganancias en los últimos años y se han convertido en un referente de directo de éxito en Harvard Business School.

Price ha hecho un registro para documentar cómo esta medida ha mejorado no solo su empresa sino la vida personal de cada empleado.

La empresa es una compañía de procesamiento de tarjetas de crédito.

Destaca que ahora una gran cantidad de empleados son propietarios de su casa, el 70 por ciento ha logrado pagar sus deudas, el número de empleados con hijos ha aumentado significativamente, y lo mejor, más del 76% del personal está “comprometido en el trabajo”.

Lo que más emociona a Price es que sus empleados han mejorado su calidad de vida y han podido ampliar su familia. Price dice:

“Antes del salario mínimo de 70.000 dólares, teníamos entre cero y dos bebés por año en el equipo. Solo han pasado cuatro años y medio desde el anuncio, y hemos tenido más de 40 bebés”.

Desde luego que el personal está compresiblemente entusiasmado y Price feliz de saber que el aumento benefició sus vidas.

El joven ejecutivo destacó:

“El gran objetivo para mi vida es convertirme en parte de toda la economía en transición hacia el propósito y el servicio, y la economía es más una consecuencia no intencionada en lugar de un final absoluto”.

Aunque muchos empresarios priorizan aumentar sus ingresos sin importar el precio, este CEO nos demuestra que no todos los ejecutivos piensan en igual.

Déjanos saber tu opinión sobre la decisión de este jefe y no te vayas sin antes compartir este caso.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!