Se visten de dinosaurios para acercarse a los niños y un vecino llama alarmado a la policía

Samantha Clarkson es una madre de familia que, como muchos, sentía que debía hacer algo para animar a los más pequeños de la casa.

Desde que comenzó la pandemia todos se han visto muy afectados pero los niños pueden llegan a sentirse realmente confundidos al dejar de ver a sus amiguitos y permanecer todo el tiempo en casa.

Por esta razón, Samantha decidió organizar una pequeña actividad en el parque con sus familiares y amigos más cercanos. Fueron al parque con sus hijos pero los adultos acudieron vestidos de una manera muy particular.

Se disfrazaron de dinosaurios e intentaron hacer un par de carreras con sus chistosos trajes de poco más de 2 metros de altura. Es fácil imaginar que participar en una carrera vestido de dinosaurio puede resultar difícil pero muy gracioso de ver.

En cuestión de minutos, sus hijos estaban dando carcajadas y varios vecinos se acercaron para averiguar qué estaba sucediendo.

Samantha se aseguró de todos los presentes cumpliesen con las medidas de seguridad para evitar el contagio por coronavirus.

“Estábamos preocupados por la seguridad pero tomamos en cuenta cada detalle. Por eso permití que mis hijos vinieran. No los dejaría en riesgo”, aseguró Samantha.

Todos sus hijos utilizaron mascarillas y constantemente le recordaba a la gente que debían mantener una distancia prudente.

Sin embargo, algunas personas no se encontraron nada contentas con lo sucedido y le preguntaron a los “dinosaurios” si habían obtenido los permisos pertinentes para hacer esa actividad en el parque.

“La estábamos pasando de maravilla hasta que descubrimos que un idiota había llamado a la policía. No lo podía creer”, dijo Samantha.

Samantha intentó explicar a todos los vecinos que la actividad era completamente inofensiva pero cuando confirmó que alguien había llamado a la policía no tuvieron más opción que retomar la carrera pero en dirección a sus respectivas casas.

“Sólo estábamos animando a los niños. Queríamos verlos felices después de un año tan difícil. No le hicimos daño a nadie”, dijo Samantha.

Todavía no sabe si realmente los oficiales llegaron al parque pero Samantha quiso aclarar lo sucedido en las redes.

“No queríamos ser arrestados pero hubiese sido divertido ver a los policías persiguiendo dinosaurios”, bromeó Samantha.

En cuanto Samantha publicó lo sucedido, se inició un gran debate en las redes. Muchos creen que la decisión de llamar a la policía fue un poco exagerada.

En la zona donde viven los Clarkson está legalmente permitido que hasta dos grupos familiares se reúnan en lugares abiertos. Lo que sí es cierto, es que ningún dinosaurio pudo obtener su merecida medalla por terminar la carrera.

¿Crees que esta actividad en el parque podría haber resultado peligrosa? Cuéntanos tu opinión y no dudes en compartir este caso que ha dado mucho de qué hablar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!