Se tatúa en el pecho una cicatriz igual a la de su hijo de 6 años para honrar su valentía

Hay niños que tienen que enfrentarse a duras pruebas a pesar de su corta edad, lamentablemente algunos tienen que adaptarse a un estilo de vida en el que asistir al colegio, jugar en un parque y compartir en familia no son parte de sus días.

Joey Watts nació con una enfermedad conocida como estenosis supravalvular aórtica, una afección cardíaca que causa que el vaso sanguíneo que transporta la sangre desde el corazón al resto del cuerpo sea más estrecho de lo que debería.

Uno de cada 20.000 niños nace con esta enfermedad.

Harlye, el hermano mayor de Joey también nació con la misma condición en su corazón. Será operado en los próximos meses.

A los seis años Joey tuvo que someterse a una operación de corazón abierto para poder ensanchar su vaso sanguíneo y que pudiera tener una vida normal. Fue operado en el Hospital de Niños de Leeds hace cuatro semanas.

Después de la cirugía Joey tiene una cicatriz en su pecho de nueve centímetros de longitud.

“Le hemos dicho que debería sentirse orgulloso de su cicatriz y no avergonzado. Todos los guerreros tienen que estar orgullosos de sus cicatrices y de todo lo que logran en la vida”, dijo Leanne, el padre del pequeño.

Martin, el padre de Joey, decidió tatuarse una cicatriz idéntica a la de su hijo para demostrarle que no tiene ningún motivo para avergonzarse. Desde que se difundió la imagen en la que aparece junto al niño luciendo una marca casi idéntica en el pecho se generaron miles de reacciones.

La imagen fue publicada para participar en una campaña del Children’s Heart Surgery Fund (CHSF) para inspirar, animar e iluminar a otros sobre la difícil situación de quienes padecen una enfermedad cardíaca.

Además, pretenden animar a otros a colaborar con la Unidad de Enfermedades Cardíacas Congénitas de Leeds para que puedan invertir en trabajos de investigación y tratamientos.

Sharon Milner, directora ejecutiva de la institución, relató: “Entendemos perfectamente que exhibir una cicatriz en una foto es una decisión muy personal. Sin embargo, ejecutamos esta campaña en años anteriores y sabemos el impacto positivo que genera”.

Los padres de Joey esperan que con su iniciativa logren sensibilizar a muchas personas y reconocer la valentía de aquellos guerreros de corazón como su hijo que han soportado exhaustivos tratamientos para recuperarse.

Afortunadamente la operación de Joey tuvo resultados exitosos y esperan que así sea con la cirugía de su hermano. Comparte el emotivo gesto de este amoroso padre.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!