Se roban el auto fúnebre que trasladaba 2 cuerpos y sufren trágicas consecuencias

Es bien sabido que la muerte produce mucho miedo, pero es algo que inevitablemente todos sufriremos. Desde luego que perder a un familiar, amigo o alguien cercano siempre dejará un vacío que difícilmente podrá ser llenado.

Ante un momento de total tristeza solo se quiere tener un momento de paz para poder despedirse de aquella alma que asciende al cielo. Sin embargo, no todos entienden este concepto y deciden burlarse de la peor manera no solo con algo tan delicado sino con los familiares de la víctima.

En horas de la mañana la policía recorría la autopista persiguiendo al sospechoso.

Hace poco los oficiales de Los Ángeles confirmaron que un auto fúnebre había sido robado afuera de una iglesia ortodoxa griega en Pasadena el 26 de febrero. No pasó mucho tiempo desde el momento que reportaron el robo del vehículo  fuera de la Iglesia de San Antonio en Rosemead Boulevard, para que la policía iniciara la búsqueda.

Después que alguien llamó a la policía para informar que había visto el auto se inició una persecución que terminó en un terrible accidente en la autopista Vernon Avenue. Rápidamente los medios locales llegaron al lugar y compartieron imágenes desgarradoras.

La persecución duró 15 minutos.

Una vez que el vehículo fue interceptado los policías lo rodearon acercándose a la escena para descubrir que en el vehículo se encontraba un ataúd con el cuerpo de una mujer dentro.

A través de una cuenta de Twitter se dio a conocer que hay un sospechoso bajo custodia y un cuerpo fallecido por reubicar.

Según la investigación, al momento del robo, la Iglesia Ortodoxa Griega de San Antonio estaba celebrando un servicio de oración al que llaman Trisagion, el cual tienen como tradición celebrarlo la noche anterior al funeral.

Todos los carriles de la autopista habían sido cerrados por seguridad.

Las autoridades destacan que el cuerpo que se encontró en el coche fúnebre no tiene relación con el servicio que se estaba dando en la iglesia ortodoxa.

Al parecer, el asistente de la morgue llevaba otro cuerpo en el auto fúnebre, mientras que uno era velado, el otro esperaba en el vehículo.

La policía no dio más detalles sobre el cuerpo encontrado.

Aunque esta historia con tantos muertos rodando de un lado para otro parece sacada de una película de terror, no podemos negar que para aquellos que hacen el mal no les importa el tiempo ni el dolor que puedan ocasionar. Por suerte, ya hay alguien tras las rejas y esperamos que le caiga todo el peso de la ley.

Comparte esta noticia en tus redes, seamos una sola voz para enviarle nuestras condolencias a todos aquellos que han perdido a un ser querido.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!