Se rieron de ellos por comprometerse en un KFC pero su sencillez fue infinitamente recompensada

No hacen falta grandes ostentaciones para comprobar que una pareja se ama de verdad. Como le sucedió a un joven de Sudáfrica al proponerle matrimonio a su novia.

Lo hizo simplemente en un restaurante de comida rápida, un Kentucky Fired Chicken (KFC).

Ante decenas de personas no le importó manifestarle su amor en un lugar juzgado por algunos como simple y poco romántico. El mágico momento fue compartido en las redes, pero tristemente la pareja no se libró de las burlas y las críticas.

“No tienen clase absolutamente, quiero decir a quién se le ocurre proponer matrimonio en un KFC?”, escribió una mujer.

Pero la insensible mujer poco podía imaginar que jamás debió escribir algo así, ya que en breve sucedería algo maravilloso.

Los directivos de KFC tuvieron conocimiento de los inolvidables momentos que vivió la pareja en una de los sucursales, así que acudieron a las redes pidiendo un gran favor:

“Por favor, ayúdennos a encontrar a esta hermosa pareja, [queremos bendecirlos]. Envíennos cualquier pista, puede haber una buena sorpresa para chuparse los dedos también para ustedes. Amamos el amor”, escribieron en Twitter junto a la original petición de matrimonio.

Las imágenes no tardaron en dar la vuelta al mundo

Y en menos de lo que canta un gallo, una serie de empresas se conmovieron con la pareja y su genuino amor y no pudieron dejar de ofrecer su ayuda.

“No podemos resistirnos a todo este amor. Nos gustaría darle a la pareja un viaje con todo pagado a Ciudad del Cabo para una inolvidable experiencia VIP en el tour de Toni Braxton. Gracias por celebrar el amor”, escribieron desde Mc Donald´s.

“Esta es la más dulce historia. Por favor envíenme un mensaje, la joyería les donará estos dos hermosos anillos. Se merecen oro rosado con diamantes”, publicó una joyería.

Cuando Huawei vio que el joven tenía sólo una antigua cámara con la que pidió una foto a alguno de los presentes, no dudó en intervenir.

“Nada nos mueve más que una historia de amor, y como resultado nos gustaría enviar dos dispositivos para que puedan capturar todos sus momentos memorables”, escribieron.


Después, diseñadores profesionales se ofrecieron a confeccionar su vestuario de novios:

Y luego compartieron el tan esperado momento, visitaron a la pareja y revelaron sus nombres: Hector y Nonhlanhla

Como era lógico, dijeron estar eternamente agradecidos y simplemente no podían creer que su simple gesto estuviera volviendo loca a la gente.

Pero la ayuda no paraba…

“Hector y su adorable esposa Nonhlanhla, cada uno se merece un crédito de 10.000 R (625 euros) en nuestra tienda”, escribieron de PUMA.

Audi y Uber, por su parte se ofrecieron para llevarlos a su luna de miel.

Luego, un banco les ofreció pagarles sus deudas: “No queríamos robarnos la atención, pero como han preguntado, nos encantaría pagar todas sus deudas si abren una cuenta con nosotros”.

Y cómo no, un día de spa para los novios antes de la boda

Mientras que un chef privado les ofreció sus servicios para la comida de la boda: “Con mi equipo nos gustaría crear el menú y cocinar en su boda”.

Finalmente ante toda esa cadena de generosidad, KFC se sintió en la obligación de dar visibilidad para hacer ver que el verdadero amor no necesita de lujos ni apariencias:

“Un paquete lleno de amor para la pareja. Gracias a todos, nuestro paquete se llena de amor”, concluyeron.

Qué reconfortante que lleguen a nuestros oídos historias así. Ellos demostraron que su amor genuino no conoce de riquezas, ni postureos, ni apariencias. Y definitivamente se llevaron la mejor parte. ¡Compártelo y que viva el amor!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!