Se queda estéril por la negligencia médica que sufrió durante una operación

Chelsie Thomas es una mujer de 26 años que ingresó al Hospital Walsall Manor en marzo del año pasado por presentar un sangrado inusual. Ella soñaba con tener una familia numerosa, tiene un hijo de 6 años y esperaba con ilusión tener al menos dos más.

Ante la sospecha de que estaba embarazada decidió recibir atención médica y le diagnosticaron un embarazo ectópico en la trompa de Falopio derecha. Se trata de una complicación que se produce cuando el óvulo fecundado se implanta fuera del útero poniendo el riesgo la vida de la madre.

Después del diagnóstico fue sometida a un procedimiento quirúrgico en el que extrajeron su trompa de Falopio izquierda en lugar de la derecha. Ella confesó que después de la operación se sintió muy mal, tras recibir el alta médica regresó al hospital donde tras varios exámenes comprobaron el error.

De inmediato tuvieron que operarla para extraer la otra trompa y terminar con el embarazo ectópico. Chelsie comentó que fue muy duro para ella escuchar los latidos del corazón del bebé en el monitor.

La negligencia médica que sufrió tuvo consecuencias devastadoras para Chelsie, quien no podrá concebir hijos de manera natural.

Se emprendió una investigación del caso que comprobó que el procedimiento quirúrgico se llevó a cabo sin la debida diligencia y atención.

“Nada de esto parece real. Estoy desconsolada y me siento entumecida por lo que me ha sucedido y devastada por la forma en la que ya no podré tener hijos de forma natural. El hospital ha clasificado esto como un hecho aislado y es difícil comprender cómo sucedió. Solo espero que no le pase a nadie más”, dijo Chelsie.

Jenna Harris, abogada de Chelsie, resaltó que ella todavía está intentando recuperarse de la pérdida de su hijo y de la dura realidad que enfrenta al saber que no podrá volver a quedar embarazada.

Compartió una imagen estremecedora en la que muestra las cicatrices de las operaciones.

La abogada agregó que nada podrá compensarle a Chelsie lo que tuvo que vivir, admite que la institución ha reconocido su responsabilidad.

El director médico ejecutivo de Walsall Healthcare NHS Trust, Matthew Lewis, declaró: “una vez más, ofreceremos nuestras más sinceras disculpas a la paciente afectada, nuestra atención está por debajo del estándar que esperamos para cualquier paciente que use nuestros servicios”.

El caso de Chelsie fue difundido en los medios de comunicación, en las redes muchos usuarios piden que se haga justicia ante el acto de negligencia que sufrió esta joven mujer. Debe ser muy duro sufrir la pérdida del bebé que esperaba y además perder la esperanza de volver a ser madre como siempre había soñado.

Daily Mail / Metro

Se espera que los responsables paguen con todo el peso de la ley y que no reincida otro caso igual. Comparte esta noticia que ha dado tanto de qué hablar.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!