Se queda aterrorizada al hallar a un presunto gato gris en el interior del horno de su hija

Para algunas madres la convivencia con sus hijos está llena de infinitas aventuras y recuerdos donde no todos son tan agradables como parece. Al menos no es lo es para esta madre de 49 años, Denise Sankey, quien recientemente compartió una fotografía que refleja cualquier cosa menos lo que realmente es.

En la imagen se puede ver una masa gris y mohosa que es resultado de un plato de comida, que su hija Liv Taylor, de 19 años, olvidó en el microondas.

La familia es de Appley Bridge, Greater Manchester-Reino Unido.

La madre, Denise, hizo el espeluznante descubrimiento días después, argumenta que rara vez usa el microondas, y la última vez que decidió usarlo se sorprendió al ver una gran bola de pelos que según ella parecía un gato gris muerto.

Sin duda, una imagen muy repugnante donde el plato estaba cubierto de moho, sorprendentemente, no salía ningún olor.

El plato de comida pasó una semana en el microondas.

Si bien Denise se molestó un poco al ver tan desagradable escena, para Liv el asunto resultó ser bastante divertido. Al respecto la madre comenta:

Estaba demasiado ocupada riéndose de eso cuando la llamé. Ella pensó que era muy gracioso, todavía lo hace”.

La madre de cuatro hijos, compartió su monstruoso hallazgo en su cuenta de Facebook, a manera de chiste escribió en su publicación:

¿Alguien quiere a Liv Taylor? La voy a regalar a una buena casa, no, en realidad, le pagaré a alguien para que la lleve y no me importa si es una buena casa o no. Acabo de ir a poner algo en el microondas que no uso muy a menudo y encontré un plato a medio comer de la semana pasada, no puedo con ella, por favor alguien envíe ayuda”.

Desde luego que después de sacar el plato cubierto de moho Denise limpió y desinfectó el microondas, pero no lo ha vuelto a usar desde entonces.

Y pensar que todo esto comenzó cuando Liv no pudo comerse toda su porción de fideos con pollo y chile. La joven al respecto comenta:

No puede comerlo todo, así que lo puse en el microondas para comerlo más tarde. Pero luego salí y me olvidé que estaba allí”.

El plato no fue observado antes ni por la madre ni la hija, ya que el microondas tiene la puerta oscura, lo que significa que no se puede ver el interior.

Si bien Denise consideró castigar a su hija, prefiere que salga, después de todo solo hizo algunos chistes al respecto.

Hay experiencias que no se olvidan y para esta madre el espeluznante hallazgo seguro es uno de ellos. No olvides compartir esta nota en tus redes y aprendamos a verle el lado positivo a todo, incluso aquello que no sea tan agradable.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!