Se niega a asistir a la boda de su sobrina y le devuelve la invitación completamente indignada

Los bautizos, quince años y bodas suelen ser momentos importantes que la gente celebra rodeada de su familia y amigos más allegados, con el fin de guardar junto a ellos los recuerdos de ese gran día.

Pero ante la pandemia que atraviesa el mundo, es difícil hablar de este tipo de celebraciones, por lo cual las fiestas han pasado a ser actos verdaderamente íntimos.

Esto parece no haberlo comprendido muy bien la tía Judith, una mujer que se siente furiosa y adolorida con su sobrina por lo que ella considera “una falta de respeto”.

La señora Edith parecía ilusionada con el matrimonio hasta que la invitación le llegó por correo. En la tarjetita blanca podía leer que el pase estaba avalado para una sola persona, pero resulta que la mujer no está sola. 

Esta tía mantiene una relación de más de dos años con un hombre al que en la familia le conocen como ‘el tío Danny’. Para Edith, el asunto rebasó todo punto de cortesía y no pudo tolerar lo que ella consideró una completa grosería.

Indignada por la situación la mujer decidió regresar la invitación, no sin antes remarcarla y dejarle saber a su familia que no iría al evento.

‘La familia no debería separar a la familia. No deberías haber enviado una invitación para uno en lo absoluto ‘, despotricó la tía Edith.

«Muy grosero e hiriente», escribió la mujer en la invitación.

Después de que tía Edith compartiera una imagen de la tarjeta en sus redes sociales, buscando quizás el apoyo de las personas, el asunto se hizo viral. Contrario a lo que ella pensaba, la gente no le dio la razón pues muchos coincidieron en que ahora las circunstancias eran diferentes.

“Esa es una manera rápida de dejar de ser invitado a reuniones familiares de por vida. Sí, tía Edith” le respondió una mujer.

Aunque nos cueste trabajo entenderlo, la vida no es igual en este tiempo y muchas cosas se han modificado, entre ellas este tipo de celebraciones.

Por su parte, se supo que precisamente ese fue el argumento que utilizó la sobrina para aclarar el malentendido. La celebración sería bastante sencilla y a puerta cerrada con un número muy reducido de invitados.

Las restricciones por el COVID-19 le impidieron invitar a todas las personas que ella hubiese querido, entre ellas al tío Danny.

Parece que el alboroto armado por esta mujer no dio resultado, pues el público y la familia terminaron por darle la razón a los futuros esposos.

Sin embargo, la furia de esta tía nos ha vuelto a recordar la difícil y extraña situación que el mundo está viviendo. Quizás sea mejor esperar que el asunto pase para celebrar todo lo que se quiera, pero esa decisión es algo bastante individual y estos novios no quisieron esperar por nadie.

¿Acaso en tu familia existe otra tía Edith, apodada en las redes como «reina del drama»? Comparte esta controvertida historia y coméntanos si has pasado por una situación similar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!