Se despierta del coma tras dar a luz a su hijo y al recibir el alta su pareja la hace llorar

Si bien el COVID-19 es una enfermedad que ha afectado el mundo entero y que mantiene a los pacientes alejados de sus familiares y seres queridos, no ha impedido que el amor se haga presente en los concurridos pasillos de los hospitales.

Una muestra de ello es el conmovedor momento en el que un hombre le propone matrimonio a una paciente con coronavirus que recién despertó del coma durante el cual dio a luz a un precioso bebé.

Hace aproximadamente un mes, Diana Paola Angola ingresó a la Clínica Versalles, en Colombia, después de confirmarse que tenía coronavirus. Allí se le indujo a un coma que duró 21 días, entre los cuales dio a luz a un bebé prematuro que, para sorpresa de los médicos, nació con vida y con un buen estado de salud.

A esta maravillosa noticia se le sumó el emotivo momento en que Jefferson Riascos, quien ha sido su pareja durante 13 años, le propuso matrimonio.

“Nunca me esperaba eso y es un hombre maravilloso. Qué sorpresa tan linda”, mencionó la mujer.

El personal médico de la clínica y Jefferson Riascos planearon una propuesta de matrimonio bastante romántica. Este extraordinario momento fue compartido en Twitter e inmediatamente se volvió viral.

En el vídeo podemos ver como Diana, aún una paciente con COVID-19, es llevada en una silla de ruedas por el pasillo del hospital. Entre vitoreos y mensajes de apoyo por parte del personal médico llegó al final del pasillo para encontrarse con un grupo de enfermeras que sostenían las letras que formaban el mensaje:

“¿Quieres casarte conmigo?”, podía leerse.

Y su leal pareja que después de tanto tiempo sin verla, apenas la vio, se arrodilló ante ella para entregarle el brillante anillo en una hermosa rosa.

«Nunca pensé que fuera a ser con tanta gente. Y él estaba ahí todo contento, sin nada de pena. Nunca lo imaginé», añadió la mujer.

Por su parte, Jefferson Riascos se muestra entusiasmado y feliz por el camino que le espera junto a su esposa e hijo que continúan recuperándose.

No hay duda de que, cuando se trata de amor, no hay barreras que puedan con la voluntad de un hombre dispuesto a sorprender a su amada de la forma más linda posible y que, por más cruda que sea la realidad, siempre habrá personas dispuestas a ayudar a alcanzar este cometido.

No olvidemos agradecer al personal médico que, a pesar de lo difícil y desgastante que es su labor, también se preocupan por la felicidad de los pacientes.

Comparte esta conmovedora historia con todos tus amigos y recuerda que no todo son malas noticias y que los milagros pueden ocurrir contra todo pronóstico.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!