Se convierten en los primeros gemelos del mundo en cambiarse el género – «Nos sentíamos niñas»

Mayla y Sofia son dos hermanas de Tapira, Minas Gerais en Brasil, que han decidido revelarle al mundo su verdadera identidad, las hermanas gemelas nacieron como niños pero nunca se sintieron como uno, ahora con 19 años de edad, han decidido realizarse juntas la transición de mujer y dejar a tras un cuerpo con el que nunca se sintieron cómodas.

La noticia ha causado gran impacto no solo en su país natal sino al mundo entero. Según el doctor José Carlos Martins, quien trabaja en Transgender Center Brasil, y fue el encargo de realizar la cirugía, este es el único caso de gemelas trans reportado en el mundo.

Las hermanas habían tomado la decisión desde hace tiempo, pero no habían podido concretar la cirugía.

Gracias al apoyo de toda la familia hicieron realidad su sueño. Incluso su abuelo subastó una de las propiedades para ayudarlas a costear la cirugía que costó alrededor de 20.000 dólares. Mayla Rezende comentó al respecto:

“Siempre amé mi cuerpo, pero no me gustaba mi género. Soplaba semillas de diente de león en el aire y deseaba que Dios me convirtiera en una niña”.

La joven de 19 años estudia medicina en Argentina y al ver el resultado de su nueva imagen no pudo evitar llorar de felicidad.

Su hermana, Sofía Albuquerck, estudia ingeniera civil en Sao Paulo, destaca que durante todo el proceso se estuvieron apoyando mutuamente, su mayor miedo no era realizarse la operación, sino sentirse atacada. Al respecto Sofía comentó:

“Vivimos en el país más transfóbico del mundo. Nuestros padres no tenían miedo de lo que éramos, tenían miedo de que la gente nos maltratara”.

Para estas hermanas el apoyo de su familia fue fundamental, especialmente el de su madre, quien siempre las comprendió y sospechó de la insatisfacción de sus hijas con respecto al género. La madre señaló:

“Ni siquiera recuerdo haber pensado en ellos como niños. Para mí siempre fueron niñas. En mi corazón siempre supe que eran niñas y que estaban sufriendo.

Estoy molesta conmigo misma por no darles nunca una muñeca o un vestido, por no hacerlas más felices cuando eran niñas”.

Pese al sentimiento de culpa de la madre de 43 años, las gemelas se sienten orgullosas de todo lo que ha hecho por ellas.

Para Mayla y Sofía su madre fue su principal y refugio y consuelo, cada vez que alguien las molestaba en la calle o en la escuela, su madre siempre las calmaba con un abrazo y las protegía como una leona.

Después de un largo proceso ambas hermanas se siente completamente feliz con su nueva identidad.

Mayla expresó su satisfacción y desea convertirse en ejemplo para las demás personas.

Estoy orgullosa de ser una mujer trans. He vivido con miedo a la sociedad durante demasiado tiempo. Ahora estoy pidiendo respeto”

Su hermana, por su parte, manifestó:

“Dios creó a las almas, no los cuerpos. Quiero ayudar a la gente a ver que también somos seres humanos”.

Myla y Sofía transformaron su miedo en valentía y se arriesgaron a mostrar su verdadera identidad. Si bien muchas personas no están de acuerdo con la decisión, cuentan con el apoyo de muchas otras que apuestan por una sociedad justa, libre de prejuicios y discriminación.

Después de todo, lo que realmente importante es que sean seres felices y llenos de amor. Comparte esta historia en tus redes y déjanos saber tu opinión.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!