Se convierte en la primera paciente en recibir un trasplante de vagina hecho con piel de pescado

Un equipo de cirujanos de Brasil usó piel de pescado en el trasplante de vagina de una mujer transgénero. Aunque puede parecer escéptico para muchos, la piel de tilapia es utilizada para tratar a pacientes con quemaduras. Su humedad y colágeno favorecen el aceleramiento del proceso de regeneración de la piel.

La mujer identificada como Maju, cuyos datos serán preservados, dejó de ser activa sexualmente hace una década después de que la cirugía de cambio de sexo a la que fue sometida fallara.

Ahora se ha convertido en la primera persona transgénero del mundo en tener una vagina hecha con piel de pescado. El método empleado es el resultado de una nueva técnica desarrollada en Brasil que le hizo recuperar la esperanza.

En 1999 la paciente fue operada para cambiar su género, pero lamentablemente todo salió mal. Sus órganos genitales se estrecharon de tal forma que no eran funcionales.

Tras la traumática experiencia que enfrentó tuvo que conformarse con mantenerse en celibato, hasta que hace meses escuchó sobre el innovador procedimiento creado en la Universidad Federal de Ceará en Brasil.

Los cirujanos, supervisados por el profesor Leonardo Bezerra le realizaron una neovaginoplastia haciendo una incisión donde debería estar la vagina de Maju. Finalmente, en esa área insertan un molde con forma genital recubierto con la piel de tilapia.

El tejido de pescado fue absorbido progresivamente por el organismo de la paciente y se transformará a uno semejante al del tracto vaginal.

Los médicos insertaron en la cavidad vaginal el molde cubierto con la piel de pescado que permaneció ahí durante seis días hasta que el tejido fue absorbido. Después, introdujeron en el área un tampón de silicona que estará ahí durante seis meses para prevenir que se cierre la pared vaginal.

El doctor Bezerra declaró ante los medios de comunicación: “Pudimos crear una vagina de longitud fisiológica, tanto en grosor como en tamaño, y la paciente se ha recuperado completamente bien.

Camina con facilidad, no tiene dolor y orina normalmente. En unos meses podrá tener relaciones sexuales”.

Antes de usar la piel del pescado, los científicos la someten a un estricto proceso de esterilización. Además, hacen un proceso de radioterapia para matar cualquier virus, la piel puede almacenarse durante dos años a baja temperatura.

“Estoy totalmente encantada con el resultado. Por primera vez en mi vida me siento completa y como una mujer de verdad”, dijo la paciente.

Nypost

Este procedimiento quirúrgico ha sido aplicado en diez pacientes que nacieron con problemas de desarrollo del útero o vagina. La noticia ha impresionado a miles de personas, no te vayas sin compartirla.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!