Se casa la hija de 22 años de Alejandro Fernández en una celebración muy criticada

Camila Fernández, quien emprendió una carrera como cantante hace dos años siguiendo los pasos de su padre, Alejandro Fernández, contrajo matrimonio a los 22 años.

El pasado 01 de agosto se celebró la boda en la iglesia de San Martín de Porres, en una exclusiva zona residencial del municipio colindante con Guadalajara, Jalisco, la joven dio el “Sí, quiero” ante Dios y sus seres queridos junto a su novio Francisco Barbas, de 28 años, tras nueve meses de relación.

A pesar de que en México se mantienen las medidas restrictivas contra la pandemia que ha cobrado 42.012 fallecidos, el evento se llevó a cabo al estilo “charro”, para rendir tributo a sus tradiciones familiares.

Desde que salieron a la luz las imágenes de la boda han generado una ola de comentarios en las redes, el cantante mexicano conocido como “El Potrillo”, llegó a la iglesia usando una mascarilla de color negro con un traje de charro del mismo color para acompañar al altar a su hija, una de las gemelas que tuvo en su matrimonio con América Guinart.

Diversos medios de comunicación mexicanos reseñaron los momentos más emotivos.

Los invitados a la ceremonia religiosa siguieron las recomendaciones sanitarias para prevenir los contagios de coronavirus, mantuvieron la distancia entre ellos, y algunos usaron mascarillas.

Camila Fernández llegaría en un carruaje con caballos, pero según reportaron medios locales, un error de los conductores impidió que el vehículo llegara a tiempo para llevarla a la iglesia.

Así que la novia arribó a la iglesia junto a su padre a bordo de una camioneta de color negro, algunos dicen que cambiaron en medio de transporte para evitar ser acechados por los fotógrafos.

La hija de Alejandro Fernández, quien suele ser muy reservada con su vida privada, en una entrevista reciente confesó estar muy enamorada de su novio y que era su primera relación formal.

“Resultó que tenemos muchos amigos y vida en común, el que le hace el sonido a mi papá, que es su amigo de toda la vida, es familiar de mi novio. Desde el día que lo conocí me cautivó completamente”, dijo Camila. Agregó que desde que comenzaron a salir su padre lo conoció y le cayó muy bien.

En la misma entrevista, a principios de este año, la joven aseguró que no se veía casada a cargo de un hogar pronto y con un niño en brazos.

“Quiero trabajar hasta obtener lo que pueda y sea necesario para obtener mi independencia y seguir adelante. Tener una familia, y todo eso, todo a su tiempo”.

Pero cambió de opinión y en un corto plazo de convirtió en la esposa de Francisco Barbas.

Se publicaron en las redes imágenes de la celebración desatando fuertes críticas por la presencia de 150 invitados en su mayoría sin mascarilla ni medidas de distanciamiento social.

Algunos comentaron horrorizados cuestionando si se habrían sometido a una prueba diagnóstica de COVID-19 poco antes de acudir al evento.

En algunos vídeos aparece Alejandro Fernández cantando con su ex suegra y bailando con su ex esposa, madre de Camila.

El cantante Don Vicente Fernández, de 80 años, padre de “El Potrillo”, presuntamente no asistió a la boda.

Su hermano, el cantante Alex Fernández, sí se presentó en la boda y en la celebración.

Las imágenes han sido objeto de muchos comentarios, algunos juzgan a la familia por haber celebrado un evento de esa magnitud subestimando el peligro de la pandemia, mientras que otros felicitan a la joven pareja. Compártelas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!