Se casa con una mujer 32 años mayor y transforma su apariencia para que se vea más joven

Dicen que cuando cupido decide flechar a dos personas no toma en cuenta la edad, pero algunas personas se niegan a encontrar el amor si no se trata de alguien contemporáneo.

Mientras que otras, aprender a ser felices con su media naranja sin importar que existan muchos años de diferencia rompiendo los parámetros tradicionales de la sociedad.

Gaugin Solntsev, de 38 años, está casado con Ekaterina Tereshkevich, una mujer de 70 años.

Él es actor, tiene 420 mil seguidores en Instagram y comparte con frecuencia imágenes suyas junto a su esposa, comenta que a pesar de que ella es 32 años mayor han sabido compenetrarse viviendo muy felices juntos.

Recientemente informó sobre su deseo de convertirse en padre generando miles de reacciones entre los usuarios de las redes, algunos lo felicitan y otros cuestionan la decisión argumentando que su esposa no tiene la edad adecuada para tener un hijo y atenderlo durante su crecimiento.

“Pido que permanezcan al margen sobre mi vida y dejen de inmiscuirse en mis asuntos personales. Es extraño que dediquen tanto tiempo de sus vidas a comentar nuestra relación. Nosotros la estamos pasando bien, dejen de hacer preguntas inadecuadas”, respondió el actor ante las críticas que ha recibido.

Los médicos le recomiendan a Gaugin buscar una madre sustituta para tener a sus hijos por la avanzada edad de su esposa.

Gaugin le paga tratamientos estéticos a Ekaterina para que tenga una apariencia más fresca y joven.

Ella ha sido sometida a procedimientos quirúrgicos para reducir las líneas de expresión de su rostro.

La pareja tiene un estilo de vida de lujo que capta la atención de sus seguidores en Instagram, suelen viajar a lugares paradisíacos y compartir imágenes de sus experiencias.

Al parecer a Gaugin no le interesan esos comentarios negativos de quienes condenan su relación, no es fácil enfrentarse a tantos señalamientos, en la calle la mayoría de las personas piensa que está junto a su madre o a su abuela y los miran extrañados cuando tienen gestos de pareja.

Este vídeo lo compartió Gaugin en su perfil y ha alcanzado más de 700 reproducciones, en la grabación hecha por él se puede ver a Ekaterina caminando durante un viaje que hicieron a la playa, él le pide que salude y ella responde sonriente.

Para esta pareja no existen condiciones, se quieren a pesar de las notables diferencias y aunque se han convertido en blanco de críticas, también son una inspiración para muchos que no se atreven a hacer pública su relación porque va contra los esquemas de la sociedad.

No te vayas sin compartir esta historia de amor, donde nada es imposible.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!