Se cansó de ocultar los abusos que recibió de los soldados cuando era parte del ejército

Lamentablemente los abusos de poder son comportamientos que se siguen presentado en cualquier relación, sea amorosa, laboral o amistad. Sucede mucho cuando se trata de sexos opuestos, generalmente cuando se trata de un hombre sobre una mujer.

Es muy frecuente el silencio por parte de las víctimas, permitiendo que ese atropello sea aceptado y repetitivo.

Rebecca Crookshank, de 36 años, proveniente del norte de Londres, actualmente escritora y actriz, decidió hacer públicos los abusos de los cuales fue víctima por parte de los soldados mientras formó parte del personal de reclutamiento del ejército Royal Air Force.

Esta mujer se unió al Royal Air Force cuando tenía tan sólo 17 años y sirvió durante 4 años. En el 2001 fue enviada a RAF Monte Alice, la base militar de las Malvinas, donde ella era la única mujer entre 28 hombres.

Desafortunadamente fue objeto de abuso de poder y acoso sexual por parte de los soldados del ejército.

Ella afirma que fue agredida durante ese tiempo. Las imágenes que fueron usadas en el 2015 en la obra Whiskey Tango Foxtrot son parte de una grabación que ella publicó y definitivamente representan la evidencia de su afirmación.

La grabación muestra a Rebecca cuando es lanzada a los brazos de los soldados desnudos que imitan movimientos de un acto sexual como parte de un supuesto ritual de bienvenida.

Ella comentó que primero fue recibida por una fila de soldados exponiendo su trasero. Supuso que era el inicio de momentos oscuros que estaban por pasar… ¡Lamentablemente no se equivocó!

El recibimiento continuó con el abusivo y supuesto ritual de bienvenida. Fue muy denigrante el trato que recibió esta mujer. Su cuerpo era suspendido en el aire como si fuese un balón con el que estos hombres jugaban y apretaban contra su cuerpo.

VER TAMBIÉN:  Un joven se tatúa durante 10 años hasta dejar su cuerpo completamente negro

Luego ella sostuvo una reunión personal con un oficial en su dormitorio, quien le ofreció un vuelo en un Tornado F3 para ayudarla a mantener la calma.

También se muestran imágenes de un recluta masculino a punto de bajar sus pantalones y exponer sus partes íntimas.

Otra imagen muestra cómo un soldado intenta agarrar el área de la ingle de Rebecca.

En el período del 2012 al 2017 se presentaron 363 reclamos de abuso sexual entre cadetes del ejército. De estos casos, 282 fueron remitidos a la policía y 99 instructores fueron despedidos por reclamamos, quejas y denuncias contra ellos.

El Ministerio de Defensa hasta la fecha ha pagado más de 2, 5 millones de dólares a las víctimas de abuso sexual, según los lineamientos establecidos en el programa. El año pasado se registraron 113 investigaciones sobre denuncias de violación y agresión sexual en el ámbito militar.

Rebecca añade que las mujeres soldados son víctimas de ataques sexuales por lo menos 2 veces cada 7 días.

En cuanto a los cadetes el Ministerio de Defensa considera que el abuso infantil es un delito abominable y afirmó que cuenta con fuertes procedimientos robustos para protegerlos.

Sin embargo, varias entrevistas realizadas a ex-cadetes de los años 80 confirmaron que muchos fueron víctimas de abuso sexual. Ante las inquietudes de algunas de las víctimas o de sus familiares el personal del programa les instó no avisar a la policía.

Rebecca Sheriff, integrante del bufete de abogados Bolt Burdon Kemp, comenta que según algunas investigaciones se han descubierto varios encubrimientos de abuso dentro de la organización con unas consecuencias terribles y devastadoras.

VER TAMBIÉN:  A este pobre bebé recién nacido su desalmada madre lo abandonó enterrándolo en el bosque

Se estima que la capacidad de las mujeres para servir en primera línea a incrementado los reclamos de abuso sexual.

La formación del personal del ejército fomenta la igualdad en el lugar de trabajo, así como la prohibición del abuso sexual, por lo tanto, debe abordarse desde el inicio el acoso y la intimidación, no solo en la base de la pirámide sino en todos los niveles.

El sufrimiento que Rebecca vivió ese año es aborrecible y reconoce que representa lo que muchos han vivido durante mucho tiempo. Esta horrible experiencia ha tenido para ella un gran impacto en su vida que no piensa silenciar.

Dailymail

Considera que es importante que las personas cuenten su historia y denuncien para que se pueda dar un cambio en el comportamiento que genera este tipo de abuso que denigra al ser humano.

Comparte esta historia para apoyar esta campaña que va directamente en contra del abuso de poder y acoso sexual para prevenir que haya más víctimas que soporten tanto dolor.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!