Se burlan de la humilde joven que compartió con orgullo el logro de comprarse el auto que quería

A veces los usuarios de las redes sociales no les dan un uso tan positivo y en nombre de la libertad de expresión dicen todo lo que quieren sin importar que eso lastime a terceros. Lo ha vivido en carne propia una joven argentina, después de un gran y esforzado trabajo logró lo que quería, lo compartió en las redes y la respuesta de los internautas la dejó sorprendida.

Soñaba con tener su propio automóvil

Luly Basile es una joven de 21 años que vive en Rosario, Santa Fe, Argentina. Siempre quiso tener su auto propio para poder conducirlo ella misma, desplazarse libremente y con mayor facilidad. Así que puso manos a la obra, comenzó a trabajar con diligencia para ahorrar al máximo hasta poder comprárselo.

Sabía que no sería nada fácil, tendría que sacrificar muchas cosas y esperar bastante hasta hacer realidad su sueño. Y así pasó, después de muchos años logró reunir cierta cantidad y comenzó a buscar un vehículo de acuerdo a su presupuesto, que no era mucho, por cierto.

Cuando tuvo en su mano las llaves de su Fiat 128 de segunda mano, la felicidad no cabía en su corazón y quiso compartirlo en sus redes sociales.

“Toda mi vida soñando con que llegue este momento, parece haber sido ayer cuando era una nena que revolviendo las cosas de mi abuelo Antonio, encontraba una revista de páginas ya gastadas, con fotos y publicidades de Fiat, al menos 16 años pasaron desde ese momento.

Para hoy, finalmente con 21 años, tener ese mismo auto que me llamó la atención de chiquita en una foto, estacionado en mi garaje”, expresó la esforzada y feliz Luly.

Cuando publicó su fotografía mostrando su linda y satisfecha sonrisa frente al auto recién adquirirlo, nunca imaginó que tantos usuarios iban a criticarla y ser tan duros con ella. Infinidad de comentarios de burla aparecían ante la atónita chica que no entendía por qué hacían eso.

«Muy bien, muy bien. Ya saben, con esfuerzo y dedicación te vuelves a 1985 y te sacas una foto con el auto en que iba tu padre a la escuela», dijo un áspero internauta.

Por fortuna, la joven, pero madura Luly, prefirió no hacer caso a los comentarios, críticas y burlas malsanas; todo lo contrario, quiso escribirles algunas palabras de reflexión que los hiciera pensar y tal vez darse cuenta de que esa no era la actitud que deberían asumir.

“Gracias a todos los que felicitaron y comentaron anécdotas o cosas lindas. Y a los que pusieron malos comentarios o críticas, les deseo mucho amor, porque si les influye tanto lo que hace alguien que no conocen como para criticar, entonces les hace mucha falta», dijo la nueva propietaria del Fiat.

Pero no todos fueron desagradables, también hubo personas que manifestaron con sus cometarios su regocijo, y valoraron el esfuerzo de la jovencita. Sin duda, se trata de individuos positivos y motivadores que ayudan a que el mundo sea un lugar mejor donde vivir, de ellos deberíamos aprender cada día.

Comparte esta insólita nota con todos tus amigos, y alegrémonos con los logros ajenos por más pequeños que parezcan.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!