Se aleja de su pareja para poder adoptar al niño que conoció hace 6 años en un orfanato

En ocasiones las personas le encuentran sentido a su vida del modo menos esperado, así ocurrió en el caso de una chica que a sus 23 años inició una batalla legal para adoptar a un pequeño al otro lado del mundo. Y hasta hoy, 6 años más tarde, ve ese sueño hecho realidad.

Emile Later viajó a Uganda para hacer labor social en un orfanato, en ese momento estaba buscándole sentido a su vida y sin duda que pudo encontrarlo.

En el lugar conoció a un pequeño cuya madre había muerto y no tenía a nadie que se encargara de él. Ese pequeño era Adam, un niño que robó el corazón de esta británica.

La chica de Worcestershire (Inglaterra) jamás imaginó que esa situación podía suceder. En principio la adopción era algo lejano para ella, pero el niño se fue robando su corazón.

“Cuando era apenas un bebé, supe que sería muy difícil despedirme, pero no pensé en adoptarlo, simplemente no lo veía como una posibilidad”, dijo Emily.

La chica conoció a Adam cuando tenía cinco días de nacido pero en el 2015 sus presupuesto se agotó y debió volver a Reino Unido. En su país trabajó como maestra por dos años y durante ese tiempo estuvo ahorrando para regresar a Uganda y adoptar al pequeño. 

Emily encontró un trabajo en el país africano como maestra internacional y pudo volver a Adam. La chica alquiló una casa donde vivía de manera temporal con el pequeño y durante ese tiempo conoció a Josh, un guardia de seguridad de 33 años que se convirtió en su pareja.

Esta chica estaba decidida a adoptar a Adam y en el 2018 obtuvo finalmente una audiencia para pedir la custodia del menor, pero el asunto no sería tan sencillo.

“Para nosotros, siempre salía algo mal. A veces, el papeleo desaparecía, a veces los tribunales cancelaban, los nombres se escribían incorrectamente. Fue una cosa tras otra. El proceso de adopción en Uganda terminó tomando tres años y estuvimos allí cuatro años y medio en total, antes de regresar”, dijo Emily.

Este casó se viralizó en redes, después de que la chica iniciara una campaña de recaudación de fondos para cubrir los gastos del proceso. Muchas personas se conmovieron con la historia y decidieron cooperar.

El proceso de adopción se tomó casi cuatro años y medio, hasta que en noviembre de 2020 Emily obtuvo la visa y el pasaporte de Adam para que se lo llevara a su casa en Reino Unido.

Debido a la pandemia el asunto se demoró más pero, ahora desde su país, Emily emprendió otra lucha legal para legalizar la adopción de un niño extranjero en territorio británico.

Han sido muchas dificultades y asuntos burocráticos a los cuales ha tenido que enfrentarse, pero en los ojos de ese pequeño, la señorita Later le encontró sentido a su vida.

Para ella no hay nada más importante que estar al lado de ese bebé que acobijó cuando tenía solo días de nacido y para ello no le ha importado cambiar completamente su ritmo de vida. 

Emily y Adam están en territorio británico; sin embargo, la joven se enfrenta a la separación de su pareja: Josh. La chica confía en que en algún momento todos podrán estar juntos como la familia que han establecido.

Sin duda una mujer con un alma muy generosa como pocas en este mundo.