Schumacher se somete a histórica cirugía en un esperanzador intento por levantarse de su cama

Hace seis años que el icono de la Fórmula Uno Michael Schumacher sufrió el terrible cambió por completo su vida y la de toda su familia y círculo cercano. La terrible lesión cerebral que sufrió en el 2013 mientras esquiaba lo dejó en estado de coma durante seis meses.

Michael esquiaba fuera de pista en la popular localidad de Meribel en los Alpes franceses cuando se accidentó y desde entonces se ha sometido a numerosas cirugías y cuidados para recuperarse pero su lesión fue bastante delicada.

Aunque existe gran sigilo alrededor de su verdadero estado de salud, recientemente se supo que el piloto más laureado de la historia de la Fórmula Uno se estaría preparando para una nueva intervención quirúrgica que estaría a cargo del cirujano de renombre mundial Philippe Menasche.

El Philippe Menasche lidera una investigación con células madres que pronto aplicara al ex piloto de 51 años, a quien además también operó en septiembre del año pasado. Este catedrático francés es reconocido por su técnica de injerto de células madre, la cual aplicó con total éxito en un corazón dañado.

Se espera que en esta nueva operación, las células dañadas del piloto sean reemplazadas por células madres sanas extraídas de su médula ósea y su sangre. Corinna, la esposa de Michael y toda su familia están esperanzados en esta cirugía.

Michael y Corinna en la estación de esquí de Madonna di Campiglio.

Actualmente, el siete veces campeón mundial sufre graves secuelas por los años que ha pasado postrado en su cama: sus músculos se han debilitado y sus huesos se encuentran desgastados. Para todos es una pena que una vida tan prometedora se vaya mitigando de esta manera.

Schumacher sufrió su caída fatal el 29 de diciembre de 2013, mientras esquiaba con su hijo Mick que lo presenció todo. En ese momento fue trasladado en helicóptero al hospital y puesto en un coma inducido debido a la gravedad de su lesión cerebral.

A mediados de junio de 2014, Schumacher despertó del coma y dejó el hospital en Grenoble y fue trasladado a uno hospital suizo. En septiembre de ese mismo año, finalmente regresó a su casa donde ha pasado gran parte del tiempo durante los últimos años.

Su mejoría siempre ha sido un asunto delicado y que se ha mantenido bajo secreto entre sus allegados. La última noticia que se tuvo sobre el corredor vino el año pasado del ex gerente de Ferrari, Jean Todt, que afirmó que Michael estaba teniendo un “buen progreso”.

Jean Todt (derecha) visitó a Michael antes de su salida del hospital.

Pese a que después de su próxima cirugía seguro vendrá un tiempo de recuperación, el mundo espera que pronto la pesadilla de esta familia termine y el reconocido corredor de Fórmula Uno vuelva a caminar para disfrutar de sus días al lado de todos los seres que ama.

Esperamos pronto tener más información sobre este Michael pero por ahora envíale tus bendiciones y comparte esta noticia para que el mundo haga cadena de oración por él ¡Este icono de las carreras se lo merece!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!