Una mujer intenta darles techo a los desamparados y un hotel los rechaza cruelmente

En las últimas semanas han sido noticia las condiciones climáticas que han afectado a parte de Europa, específicamente el Reino Unido. Donde una ola de frío ha impactado la cotidianidad de los ciudadanos de ese país, y hasta de la vida silvestre y marina de la zona.

Muchas han sido las familias afectadas por inundaciones y demás tragedias. Es el momento justo para mostrar un poco de solidaridad con aquellos que se han visto afectados por las recientes condiciones climáticas.

Para Sarah Parker, la imposibilidad de realizar un viaje con un grupo de amigos se convirtió en la oportunidad perfecta para retribuir y brindar su ayuda a las personas sin hogar y a aquellas familias víctimas afectadas por la ola de frío.

Parker, de 38 años, residente de Dartmoor, Reino Unido, habría reservado 19 habitaciones en una prestigiosa cadena hotelera en la localidad de Somerset. El plan era viajar a Weston Super Mare donde compartiría con su grupo de amigos. Pero ante la evidente imposibilidad de concretar dicho viaje, esto gracias al temporal de lluvia y frío, Sarah decidió otorgarles esas habitaciones a las familias que más lo necesitaran en ese momento.

La mujer sabía que el hotel no iba a devolver el dinero que pagó por la reservación de las habitaciones, es por eso que a través de la red social Facebook contactó con diversas organizaciones de la localidad para así otorgarle, por el tiempo que habrían sido reservadas, un espacio cálido a las personas sin hogar y aquellas que habrían sido desahuciadas debido a las inclementes condiciones del clima.

Después de haber hablado con varias familias, Sarah procedió a informar al Premier Inn Hotel de sus planes. Pero después de que varias personas sin hogar fueron rechazadas y de que el hotel les negara su estadía, la mujer tuvo que contactarlos de nuevo.

Contacté con el hotel otra vez. No estaban muy contentos, pero les di autorización y les dije que asumiríamos cualquier responsabilidad si se producía algún daño. Sin embargo, cuando estas personas sin hogar acudieron para hacer el ‘check in’ acompañadas por miembros de las organizaciones que contacté, los echaron. Incluso a una mujer que se había comunicado conmigo para usar dos habitaciones para su familia porque su casa se había inundado”, explicó la mujer.

Sarah, indignada, afirmaba que para ella: “Este es un claro caso de discriminación, no quieren a indeseables. Vivimos las peores condiciones meteorológicas en años y las habitaciones fueron reservadas y pagadas, y aun así no pudieron encontrar una razón para dejarles quedarse allí”.

VER TAMBIÉN:  El plan era compartir con sus dos hijos, pero él lo convirtió en una terrible tragedia

Ella junto a las demás organizaciones quienes se hicieron solidarios con estas familias exigieron respeto y más ayuda: “Vivimos los momentos más oscuros, me parece increíble que aun y viendo todo lo que está sucediendo en nuestro país estos negocios no muestren compasión por las personas que no tienen a dónde ir”.

La respuesta oficial del Premier Inn Hotel fue que sus acciones atendieron a razones de seguridad, puesto que las personas que disponían hospedarse en las habitaciones reservadas y pagadas por Sarah Parker, no llevaban consigo documentos con los cuales pudieran identificarse.

Contactamos a la cliente (Sarah) para informarle de todo lo que pasaba en dos ocasiones, aun así ella fue incapaz de otorgarnos los nombres e identificar a las personas que debían hospedarse aquí”, aseguraron.

Evidentemente que las muestras de solidaridad no son algo común hoy en día. Pero es bueno saber que existen todavía personas con muy buenas intenciones.

¿Crees que el hotel hizo bien? Comenta y comparte este acto de discriminación con tus amigos.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!