Una joven horrorizada encuentra un “cerebro” en su pollo de KFC

Sarah Palmer es una joven de 26 años de Sydney, Australia, recientemente se hizo viral la publicación que compartió el pasado viernes en la página de Facebook de la reconocida cadena de comida rápida KFC.

Ella ordenó la comida junto a un grupo de amigos al oeste de Sydney. “Al comprarlo, lo que esperaba era recibir un poco de pollo para chuparse los dedos desde KFC Parramatta, pero me horrorizó encontrar lo que parece…un cerebro”, relató.

“Este no es un error tipográfico, sí, me refiero a cerebros, enterrados bajo tus deliciosas hierbas y especies secretas. Imagina mi horror, náuseas y decepción al ver eso”, dijo Sarah.

Finaliza su mensaje diciendo: “Me encantaría saber cómo crees que podemos arreglar nuestra relación. Saludos fritos, Sarah”.

Su publicación causó revuelo, cuando los medios de comunicación locales le preguntaron a Sarah si la cadena de comida rápida había arreglado el problema ella respondió que no habían hecho nada para compensar su error.

Sarah relató que “No lo noté al principio, solo una vez que terminé el pollo miré hacia abajo y vi una cosa que parecía un cerebro. Sinceramente casi vomité, fue muy desagradable. Mis amigos pensaron que estaba exagerando hasta que lo vieron, y también se atragantaron”.

KFC finalmente reembolsó el pedido de la joven y le informaron que harán un seguimiento estricto a su proveedor.

Este es el mensaje con el que KFC le respondió a Sarah:

“Hola Sarah, gracias por el mensaje. Creo que esto es más probable que sea un pedazo de riñón y no un cerebro. ¿Podrías decirnos a qué hora y dónde hiciste el pedido, qué pediste y cuál es tu número de teléfono de contacto para hacer seguimiento?”.

“Es una lástima que esto haya sucedido, porque era una gran fan de KFC”, dijo Sarah.

Un vocero de KFC declaró para un medio de comunicación que el pollo es preparado a mano y que se hace fresco, pero que en ocasiones ocurren errores y no se extraen los órganos cuando deberían hacerlo.

“Podemos confirmar que no es cerebro, pero puede ser un trozo de riñón. Estamos seguros de que eso no representa un problema para la salud. Estamos tratando de contactar al cliente y recordando a todos los miembros de nuestro equipo que tengan cuidado especial”.

El pasado mes de septiembre, un cliente de KFC de 21 años, publicó una foto de un corazón oculto debajo de una pieza de pollo crujiente.

“Estaba desordenado y en la caja, la piel del pollo se estaba despegando y se veía negra por debajo. Cuando quité la piel al principio, no sabía qué era”, relató Timothy.

Daily Mail

Las imágenes del pollo con el “órgano extraño” han estremecido las redes, ¿qué harías si encontraras algo así? ¡Comparte esta noticia!

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!