Sale del hospital y le dicen que sus padres y su hermano perdieron la vida

Brasil ha sido fuertemente afectado por el coronavirus, dentro de una misma familia más de un integrante ha perdido la vida. En los recientes días un caso circuló en las redes sociales, un joven después de casi mes y medio ganó la batalla, pero lo que ocurrió a sus seres queridos conmovió a todos.

Perdió a los seres que más amaba

Wesley Víctor Ferreira Borges es un joven de 21 años que vivía con sus padres y su hermano en Paranatinga, a 337 km de Cuiabá. Rubens Ferreira Borges, hermano de Wesley, de 27 años comenzó a presentar síntomas sospechosos y se realizó la prueba PCR, los resultados fueron contundentes, se había contagiado con el coronavirus.

Después enfermó su padre, Rubens Borges David, de 48 años y el 5 de marzo fue ingresado en una Unidad de Cuidados de Emergencia (UPA), de allí tuvo que ser trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos. La madre, Eliene Ferreira Borges, de 44 también enfermó. Sabían el enorme riesgo que estaban corriendo, las noticias cada día mostraban las dramáticas cifras de decesos en el país carioca.

Todos fueron hospitalizados, pero a pesar de los esfuerzos médicos el cuadro clínico de los tres familiares empeoró y entre el 27 de marzo y el 2 de abril, menos de una semana, lamentablemente fallecieron. El primero en morir fue el padre, el 27 de marzo; su esposa a los cuatro días después; y el 2 de abril, el hermano.

Wesley se sentía muy triste, se había quedado prácticamente solo, los seres que más amaba se habían ido para siempre. Por desgracia también estaba enfermo con Covid-19 y tuvo que ser intubado dos veces, permaneció más de 40 días hospitalizado en el Hospital São Lucas, en Primavera do Leste.

En medio del dolor recibió palabras de solidaridad y consuelo del personal de salud, y de otros familiares que intentaban animarlo a seguir adelante. Por fortuna, su condición comenzó a mejorar y el miércoles 12 de mayo le dieron de alta. Ya no tenía en su casa a sus amorosos padres para recibirlo, y fue a vivir con una tía en Cuiabá.

“Gracias a Dios una buena noticia entre tantas otras no alentadoras. Desafortunadamente, muchas familias han perdido a sus seres queridos por esta enfermedad. Le pido a Dios que bendiga a todos y que la vida vuelva a la normalidad rápido”, fueron las palabras de una internauta.

Wesley tiene un hermano de 17 años por parte de su madre que no se ha afectado, además de Vanessa, su cuñada que ahora es viuda y su sobrino de solo cuatro meses y medio de edad. Vanessa, aunque está muy triste por la pérdida de su esposo, se siente muy agradecida de que el tío de su hijo venció la enfermedad.

“En este momento realiza fisioterapia. Tenía trombosis en la UCI, pero lograron intervenirlo con medicación. Yo lo ayudo alimentándolo, está contento de haberlo logrado», dijo la cuñada.

La familia permanecerá con la tía durante un tiempo en la capital para después retornar a Paranatinga. Les toca armar juntos los pedazos de sus rotos sentimientos e intentar superar los dolorosos momentos vividos, y sobre todo darle mucho amor y cuidados al sobrinito.

Comparte con todos tus amigos esta dolorosa historia, roguemos para que podamos superar esta pandemia muy pronto.