Sale a la calle con su hijo autista pidiendo ayuda desesperada para poder sobrevivir

El amor de una madre no tiene límites. Por eso no hay nada que pueda ser lo suficientemente difícil para ellas cuando se trata de proteger y asegurar el bienestar de sus pequeños. En esta ocasión la historia de Edileuza Pereira Barros es un insigne ejemplo de ser una madre responsable. 

Esta brasilera de 44 años vive en Goiânia y sorprendió a todos con el emotivo cartel con el cual decidió plantarse en los semáforos de la ciudad. Ediluza tiene a un hijo de 14 años que sufre de autismo, Marcos Vinícius, y durante este año han tenido que atravesar muchas dificultades.

La madre está desempleada, nadie quiere darle la oportunidad de laborar porque no tiene con quién dejar a su pequeño. Lo más difícil de todo, es que Ediluza no tiene a más nadie con quien dejarlo, así que eso le ha imposibilitado dar con un empleo estable.

En el pasado la mujer vivía con su hija mayor, quien la ayudaba con Marcos, pero ahora ella no los acompaña.

“Mi hija trabajaba, me ayudaba en casa, con las facturas. Su padre también nos ayudó con dinero. Pero se casó y se mudó a São Paulo. Ahora no tengo forma de trabajar porque no tengo a nadie con quien dejar a mi hijo”, dijo.

Ante la imposibilidad de cubrir los gastos médicos de Marcos, su vestimenta e incluso la misma alimentación, la pobre Ediluza se fue a las calles en busca de un alma generosa que le dé una oportunidad laboral.

Marcos fue diagnosticado con autismo desde los 7 años y desde entonces recibe tratamiento, pero ahora su madre no puede costearlo. Esta fue la razón que llevó a la mujer oriunda de Pará hasta los semáforos de Goiânia. 

“Fue cuando tuve esta idea, les pedí a las mujeres que lo atienden en el tratamiento que me escribieran un cartel y me puse en el semáforo”, comentó.

Este es el mensaje del cartel:

«Me llamo Edileuza y estoy buscando trabajo en el que pueda llevar a mi hijo, pues el es autista y no tengo con quién dejarlo. En este momento estoy pidiendo una ayuda para poder suplir nuestras necesidades más urgentes. Cualquier contribución es muy importante para nosotros. Teléfono: 0062 991821002″.

Sin duda el caso de Ediluza ha conmovido a los transeúntes, quienes ahora colaboran dándole algo de comida, pero ella aún no logra su cometido. La mujer sigue desempleada, viviendo de la dádiva de las personas generosas.

“Desde entonces, he recibido más ayudas. Ya sea algo de dinero, alguna donación, y la situación está mejorando un poco”, declaró la madre.

Pero Ediluza lo que realmente desea es un empleo estable para asegurar el futuro de Marcos. La mujer continúa visitando el semáforo de la Avenida T-63, entre Praça Nova Suiça y el viaducto en la intersección con la Avenida 85, a la espera de un empleador que se anime a darle esa oportunidad de trabajo en el que Marcos pueda acompañarla.

La situación no está fácil para nadie, pero esto no nos impide ayudar, por favor comparte esta historia para que el caso de esta familia se visto por quienes sean capaces de ofrecerle el apoyo que tanto necesita.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!