Sacerdote no se aguanta más las ganas y abandona la Misa de Gallo probando su regalo de Navidad

Personas de todo el mundo se reunieron para celebrar la Navidad; algunos de los más creyentes acudieron a la tradicional Misa de medianoche o Misa de Gallo, como los fieles de la parroquia católica Ballyroan, en Dublín.

El sacerdote Peter O’Connor jamás imaginó en convertirse en viral en las redes sociales después de su ingenuo acto lleno de sencillez, que le ganó los aplausos de los niños, aunque no se ha librado de las críticas.

El padre, una vez terminada la Misa, dijo a los presentes la emoción contenida con la que estuvo durante toda la celebración.

El ansioso clérigo tenía prisa por probar su regalo de Papa Noel y, ni corto ni perezoso, abandonó la Misa de Gallo en su juguete nuevo: un patinete eléctrico.

La parroquia Ballyroan difundió el momento en que el sacerdote advertía de su memorable salida por el pasillo central.

«El regalo del padre Peter en un muy buen uso. Feliz Navidad», escribieron.

La misa estaba repleta de feligreses y de niños pequeños que al ver semejante salida en el nuevo «vehículo» del feliz sacerdote de avanzada edad, todos lo despidieron entre vítores y aplausos.

Más tarde, el usuario de Twitter Doug Leddin, que también estuvo presente en la Misa, compartió el video de la genial salida del cura en patinete -algo nunca antes visto-, que ya ha dado la vuelta al mundo.

El video acumula más de 500.000 reproducciones y una ola de comentarios en línea

El video recibió las reacciones más diversas, pero no faltaron los comentarios negativos:

«Sacrílego y escandaloso», «otro sacerdote que hace la misa sobre sí mismo en lugar sobre Dios», «total irreverencia», «la Santa Misa es el sacrificio de Jesús en el Calvario», «inapropiado en la iglesia, especialmente en la misa. Estaría bien en una fiesta u otro evento».

Pero muchos más tacharon a esos comentarios como exagerados y los apodaron como «Grinch de la Navidad». Al respecto, otro usuario dijo:

«Está al final de la misa y hay muchos niños que lo aman. No olvidemos que la Navidad se trata de esperanza y alegría»

Tras la polémica suscitada, la parroquia emitió su propio tema zanjando la discusión:

“Fue al final de nuestra misa de Nochebuena para niños. Peter compartió su nuevo regalo con nuestros hijos. Creemos que la fe también puede ser divertida en nuestra comunidad parroquial”.

Si tú también crees que la Iglesia necesita de este tipo de sacerdotes que se tomen la vida con el espíritu de un niño, no dejes de compartir esta noticia en tus redes.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!