Sacan a su bebé del vientre materno para operarlo y continuar con el embarazo

Bethan Simpson es una madre británica de 26 años que fue sometida a un innovador procedimiento quirúrgico que consistió en sacar a su bebé del vientre materno para operarlo.

Cuando Bethan, y su esposo Kieron estaban en la dulce espera, el destino los sorprendió con una mala noticia: su hija fue diagnosticada con espina bífida en una ecografía de rutina en la semana 20 el 03 de diciembre de 2018.

Inicialmente, los médicos le dijeron que la cabeza de su bebé no tenía las dimensiones adecuadas y que lo más recomendable era interrumpir el embarazo porque no tendría opciones de sobrevivir.

La trasladaron al hospital Broomfield en Chelmsford, en el Reino Unido, donde finalmente recibió el diagnóstico de espina bífida, una enfermedad que afecta la médula espinal impidiendo que se desarrolle en el útero.

“Nos dijeron que nuestra pequeña tenía espina bífida. Nos ofrecieron continuar con el embarazo, interrumpirlo o someternos a una cirugía fetal antes del nacimiento. Tuvimos que hacerlo, y cumplir con normas muy estrictas”, dijo la madre.

Así fue como recibió una gran oportunidad al someterse a la operación que solo se había hecho en Bélgica por un equipo de cirujanos de ese país y británicos que la intervinieron en Londres.

Los médicos especialistas del Hospital Universitario Great Ormond Street en Londres desempeñaron un papel realmente importante, Bethan se convirtió en la primera mujer en someterse a este tipo de operación en el Reino Unido el pasado 8 de enero.

En la operación, sacaron a la bebé para reparar su médula espinal y ofrecerle la posibilidad de tener una vida normal. Una vez finalizado el procedimiento la colocaron de nuevo en el vientre materno.

Afortunadamente el resultado de la intervención quirúrgica fue exitoso.

“La lesión era pequeña y superó la cirugía. Estoy débil y adolorida, pero siempre y cuando ella esté bien, no hay nada que me importe más. El cerebro de la niña se ve bien, sus ventrículos son normales, la extrajeron de mi vientre para operarla y la colocaron de nuevo para que permanezca ahí el tiempo que pueda.

Lamentablemente en Inglaterra interrumpen el 80% de los embarazos de bebés diagnosticados con esta condición, y no debería ser una sentencia de muerte. Ella tiene el mismo potencial que cada uno de nosotros. Sí, hay riesgos de que las cosas vayan mal, pero por favor piensen más sobre la espina bífida”, dijo la madre en su perfil de Facebook.

Independent / Mirror

Relató que siente cómo su bebé la patea día tras día, y que es muy especial. En el mes de abril dará a luz a su pequeña, miles de personas esperan con ansias el nacimiento. Comparte este impresionante caso.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!