La emotiva despedida de un chico con Síndrome de Down que trabajó 32 años en McDonald’s

Russell O’Grady, de 50 años, comenzó a trabajar en el Northmead McDonald’s, ubicado en la ciudad australiana de Sydney, en 1986, un momento en que era poco común ver a personas con discapacidades en los lugares de trabajo.

Russell ha trabajado en el McDonald’s desde muy joven

Trailblazing Russell tenía apenas 18 años de edad al comienzo de su carrera, iniciando como trabajador en McDonalds con una experiencia laboral limitada.

Sin embargo, el personal quedó impresionado por la sólida ética laboral del joven, ganándose rápidamente el trabajo de empacador de cajas de fiesta de McDonald’s. Poco a poco, él fue escalando posiciones de trabajo, incluyendo trabajos en la cocina.

Desde entonces ha sido uno de los trabajadores más serviciales

Él se ha convertido ya en una de las personas más conocida de Northmead y muchos clientes visitan el restaurante solo para verlo. A menudo limpia mesas, barre y saluda a los comensales mientras se encuentra en su turno, muchos clientes se sentirán tristes al verlo partir de su puesto de trabajo.

El supervisor del McDonald’s, Courtney Purcell, reveló cómo este joven se había convertido en un ícono local durante sus décadas de servicio.

“Tenemos clientes regulares que vienen a verlo el jueves y el viernes, el personal lo cuida, de verdad que lo vamos a extrañar”, dijo Purcell.

Su hermana menor, Lindsey, habló de lo orgullosa que está la familia y lo elogió por su compromiso con su trabajo: “Es un tanto despistado, pero le encanta mucho su trabajo. Él a veces es bastante pícaro, pero es mi hermano mayor y siempre cuida de mi”.

Russell recibió la oportunidad de continuar su capacitación y obtener un empleo remunerado a través de JobSupport, un servicio que coloca a las personas con discapacidades intelectuales moderadas en un empleo abierto en las áreas de Sydney y el norte de Melbourne.

Él es uno de los trabajadores más preciados entre sus compañeros

Una institución admirable, pues como dice en su sitio web: “Nuestra misión es ubicar, capacitar y mantener a tantas personas con una discapacidad intelectual significativa como sea posible en empleos de calidad en la fuerza laboral regular que satisfagan sus necesidades de empleo y las necesidades del empleador”.

En 2016, sus colegas le hicieron una fiesta con globos y una torta para celebrar sus 30 años de empleo.

Su padre, Geoff O’Grady, dio las siguientes declaraciones de agradecimiento a McDonald’s y JobSupport:

“Sin esa iniciativa, muchas personas como él no tendrían los trabajos que tienen hoy y no tendrían la recompensa que eso les brinda, lo que es orgullo, un aumento de su autoestima, sentirse importantes y pertenecer a la sociedad dándoles una razón para ser”, dijo O’Grady

Después de considerarlo, decidió retirarse por su salud. Como gran jugador de bolos, pasará su nuevo tiempo libre en el Northmead Bowling Club. ¡Hurra por esta jubilación bien merecida y feliz!

Comparte esta historia con otras personas para que se sientas inspiradas por esta increíble historia que nos demuestra que siempre que lo intentemos podremos perseverar ante cualquier adversidad

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!