Rompe en llanto la humilde mujer que salió a trabajar y al volver a casa todo había desaparecido

El drama por el que atraviesan miles de madres solteras que tienen que trabajar muy duro para sacar adelante su hogar totalmente solas, no es una novedad para nadie. Especialmente en las zonas más desfavorecidas, muchas de ellas tienen que ingeniárselas para conseguir como sea el sustento diario y alimentar a sus pequeños.

Esa era la vida de una pobre mujer viuda, madre de 9 hijos, que trabajaba en un vertedero de basura

Esta humilde madre se levantaba muy temprano para empezar a seleccionar la basura en el vertedero, desde las 7 de la mañana hasta las 4 de la tarde.

Mientras tanto, con el dolor del alma se veía obligada a dejar a sus pequeños bajo el cuidado de su madre que afortunadamente, vivía cerca.

Esa dura situación la vivía desde hace años día tras día, todo para no llegar con las manos vacías a su hogar y que sus hijos tuvieran qué comer y el día de mañana se sintieran orgullosos de ella.

La mujer sólo rezaba para que sus hijos tuvieron mejor suerte en la vida, y un futuro más prometedor.

Pero un día, a oídos de los voluntarios de una ONG llamada SOS, que se dedica a devolver esperanza y construir sueños, llegó la historia de esta trabajadora mujer.

Ellos acudieron a visitarla en su miserable vivienda y al ver a sus niños y las condiciones en que vivían, se enamoraron por completo de los pequeños y de su historia. Así que sin decirle nada, decidieron darle la sorpresa de su vida.

Aprovechando la larga jornada en que ella estaría fuera de casa trabajando duramente, decenas de almas generosas trabajarían en equipo para que en menos de 10 horas, la mujer se encontrara con una casa totalmente nueva.

«En un camión (recogedor de basura) echamos todo lo que estaba dentro de la casa, y este mismo camión llegó al vertedero y ella lo recibió, encontró su documento de identidad y reconoció sus cosas… Preguntó de dónde venían ellos, y asustada salió para su casa, pensando que la habían asaltado, o la habían desalojado, ya que debía 4 meses de vivienda», relata la coordinadora de esta hermosa iniciativa.

Toda la transformación de la casa quedó recogido en un emotivo video que muestra el antes y el después, dejando a muchos con lágrimas en los ojos:

Desde tumbar y pintar paredes, baños nuevos, traer muebles, electrodomésticos, vajilla, llenar su nevera y su despensa, nueva ropa de cama, armarios, hasta una bonita decoración… era parte de la gran sorpresa que la madre encontraría.

Literalmente su antigua casa había desaparecido

«Al llegar, asustada, quedó justo en frente notando el cambio de pintura, aún así ajena a todo, viendo que trabajábamos, comenzó a llorar, sin creer lo que pasaba…»

Lógicamente, lo primero que se le pasó por la mente fue que le habían robado o desalojado. Pero después de salir del estado de shock, se dio cuenta que no era más que un gran gesto desinteresado de unas personas que sólo querían verla sonreír.

No podía contener las lágrimas

Incluso después, bañaron a los niños, y la sensación de haber recibido todo eso gratis, la tenía abrumada.

La vida la había tratado tan mal, que sentía que no lo merecía.

Finalmente, se fundió con los voluntarios en un gran abrazo, y si bien su pobreza no ha sido resuelta del todo, este gesto sin duda nos muestra que todavía hay esperanza en la humanidad.

No te vayas sin compartir este emotivo video para inspirar a otros a ayudar a los que más lo necesitan. Sus lágrimas y su sonrisa de gratitud será la mejor recompensa.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!