Roba un bocadillo porque tenía hambre y lo condenan a prisión por querer “enriquecerse”

Un polémico suceso en la ciudad de Barcelona, España, ha causado indignación después de que un hombre fuera condenado a un año y nueve 9 meses de prisión tras haber robado un bocadillo porque tendría la intención de “enriquecerse”.

El fallo del juez apuntaría a que el joven no sólo robó un bocadillo porque tenía hambre, sino que además amenazó a las dependientas del local con un objeto afilado: la lengüeta de una lata de refresco.

El robo habría tenido lugar en una panadería de Barcelona.

La defensa alegó que el joven habría actuado por “forzosa necesidad”, ya que “moría de hambre”. Y en un principio la pena se habría rebajado de 4 a 3 años, según los informes de la Fiscalía.

El juicio tuvo lugar a principios de este mes en el Juzgado N° 28 de Barcelona.

Las acusaciones apuntaban al joven de un delito de robo con violencia e intimidación utilizando un objeto metálico cortante, que luego se desmostró que era nada más que una inofensiva lengüeta de una lata.

Además, su abogada, Mònica Caellas, alegó que los hechos no pueden apuntarlo como el autor de un robo al no haber un “daño patrimonial” tras el hurto del bocadillo.

Agregó que las dependientas confirmaron que el bocadillo habría sido desechado y al haber en su caso una “extrema necesidad” para cometer el robo, se lo denomina “hurto famélico”.

El acusado, por su parte, aseguró haberse abalanzado sobre el mostrador porque efectivamente “tenía hambre”. Esto después de que un cliente se negara a comprarle algo de comer tras haberle pedido ayuda.

En el juicio, las dependientas corroboraron el hecho de que el acusado las habría amenazado con un objeto metálico “muy pequeño” que ni siquiera fueron capaces de identificar, después de lo cual huyó del local.

VER TAMBIÉN:  Notaron que la sonrisa de su hija de 7 años se veía diferente y le salvaron la vida

Algunos testigos mencionaron que tras el robo y huída del local, el sujeto regresó horas después en estado de embriaguez para insultarlas y amenazarlas.

EC

Frente a esas acusaciones, existe la evidencia del parte médico que demuestra que el hombre resultó herido con el objeto punzante, pero el acusado declaró haberlo hecho “para llamar la atención”.  Sin embargo, aseguró no haber amenazado a nadie.

La abogada, acogiéndose a la condición de “hurto famélico” por “extrema necesidad”, ha pedido la absolución de su cliente, que no ha sido identificado.

Un polémico caso en nuestros días, en los que delincuentes peligrosos se encuentran libres por las calles y ladrones que cometen robos menores por “necesidad” son condenados a prisión. Aunque nunca robar va a ser una acción aplaudida, todavía existen diferencias…

Déjanos saber qué te parece la condena que recibió el joven por robar un bocadillo y compártelo en tus redes.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!