Rick Steves decidió donar su propiedad de 4 millones de dólares para una labor muy especial

Toda persona que ayuda a las demás sin interés y con el único propósito de hacer el bien, se les conoce como buen samaritano y Rick Steves es una de estas personas.

Lo más extraño es que en estos tiempos hay casi un número ilimitado de cosas que se pueden hacer cuando tienes fortuna y es difícil no perder de vista lo que es realmente importante cuando las personas tienen acceso a millones de dólares, pero para Rick invertir en la comunidad es la prioridad.

Steves comenta que: “Todo el mundo dice que, si compras más, eres más feliz, pero esa no es la marca de una persona considerada”, aquí nos damos cuenta que para este hombre hay mucha más satisfacción en la vida que el dinero.

Hace un tiempo, Rick decidió viajar por el mundo y solo llevaba encima un boleto de tren y su mochila. Se dio cuenta de lo difícil que era encontrar un lugar para dormir y de lo valioso que es estar en un lugar confortable y seguro.  

Rick Steves es escritor de guías de viajes y es anfitrión de un programa de viajes en el canal PBS. Después de viajar por tantos lugares y tener suficiente dinero, decidió ayudar a mujeres jóvenes que querían cumplir con su meta de ser madres exitosas.

En el 2005, Rick compró un complejo de apartamentos valorado en $4,2millones al que decidió llamarlo “Trinity Place” el cual sería la vivienda y un lugar estable para madres solteras que necesitaban ayuda. 

Imagina la satisfacción de saber que has provisto de un apartamento de dos habitaciones a una madre y sus hijos mientras lucha por volver a tener una vida”, dice Rick.

Sin embargo, Trinity Place no sucedió de la noche a la mañana. Rick primero se interesó en proporcionar viviendas accesibles a los menos privilegiados en 1980. Este complejo redirige la atención en apoyar a las madres que se recuperan del abuso o la drogadicción.

VER TAMBIÉN:  Michelle Obama hace una reveladora confesión sobre el smoking que usaba su marido

Y un caso muy especial es el de Tamara, quién es una adicta en vía de recuperación, pero al mismo tiempo no tenía hogar y tenía a sus niños en centros de cuidado.

Ha sido un regalo del cielo”, dice Tamara. “Significa que podré volver a ser mamá y tener a mis hijos conmigo”.

Gracias a este proyecto de Rick Steves, Tamara es una mujer nueva y ha podido recuperar su vida, así como lo han hecho otras 24 madres con sus hijos.

¿Lo estoy haciendo bien? Solo estoy dando lo mejor de mí”, comenta Rick.

Relay Hero / theepochtimes

Dar sin esperar nada a cambio significa generosidad, y podemos empezar a mejorar el mundo con pequeñas acciones.

¡Comparte esta increíble historia llena de bondad con tus amigos!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!