Encender velas perfumadas puede causar problemas cardiovasculares y Alzheimer

Existen velas con muchos aromas, frutales, cítricos, dulces, hasta las han fabricado con olores a alimentos que son predilectos por muchos como el algodón de azúcar o las palomitas de maíz.

Es muy común tenerlas en casa para una velada especial, para relajarse o simplemente para disfrutar del aroma que puede conectar con recuerdos especiales, liberar el estrés o promover la concentración.

Pero lo que muy pocos conocen son los riesgos de encender este tipo de velas que se pueden encontrar a la venta en cualquier establecimiento.

De acuerdo con un estudio realizado por la empresa National Air Quality Testing Services (NAQTS), las velas aromáticas desprenden pequeñas partículas que pueden llegar fácilmente al torrente sanguíneo causando problemas cardiovasculares.

La compañía encargada de la investigación es la institución reguladora del aire en el Reino Unido y con el trabajo realizado comprobó que la inhalación del aroma de este tipo de velas puede estar asociada al Alzheimer.

Comprobaron que el aroma incluso viaja tan rápido que incluso podrían encontrarse partículas en la placenta de bebés recién nacidos.

Los riesgos de estas velas que suelen ser tan relajantes se deben a la cera parafina, el principal componente empleado en su fabricación, derivado del petróleo.

Además, contienen acetona, benceno y tolueno, que se desprenden una vez que las velas son encendidas y son productos cancerígenos.

Encender velas perfumadas en el baño para tomar una ducha relajante equivale a arrancar un motor diesel en el interior de una pequeña habitación. La única diferencia es que el olor que desprende el vehículo no es nada agradable, así como el ruido que haría, mientras que las velas ofrecen un aroma delicioso y un efecto placentero.

Después de conocer los resultados de este trabajo de investigación, muchos amantes de las velas perfumadas se han alarmado.

Ante los riesgos de las velas con aroma han surgido alternativas que pueden usarse para generar el mismo efecto. La cera de abeja y de soja pueden ser materiales aptos para hacer velas que podemos colocar en casa.

Son más ecológicas y su uso no tiene ningún riesgo para el organismo, la dificultad en este caso sería que hacer este tipo de velas implica un alto costo económico.

De cualquier modo, hay muchas opciones para crear un aroma agradable en casa o en el espacio que deseemos. En cuando a las velas, lo recomendable es usar aquellas que no tienen aroma ni aditivos dañinos para la salud.

No te vayas sin compartir esta útil y preventiva información con todos tus seres queridos.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!