Hallan restos de huesos y piezas dentales pertenecientes a una nueva especie humana

Un reciente hallazgo de restos arqueológicos correspondientes a huesos y piezas dentales, ha revelado tras un profundo estudio que pertenecerían a una nueva especie humana, lo que ha desatado un intenso debate en la comunidad científica.

Los científicos encontraron hasta 13 huesos de manos, muslos y pies, 7 piezas dentales

Las excavaciones tuvieron lugar en la cueva de de Callao, en la isla de Luzón, Filipinas

Después de un profundo análisis, los científicos llegaron a la conclusión de que pertenecen a una especie de humano previamente desconocida, dándole el nombre de Homo Luzonensis, en honor a su lugar de procedencia.

La especie tiene 67.000 años de antigüedad y se sumaría a otros de los miembros del género homo

Los primeros fósiles se encontraron en 2007 y todos los restos encontrados son tan pequeños, que se cree que los miembros de esta especie medían menos de 1,20 metros de altura. Eso la convertiría en la segunda especie de humano diminuto que se encuentra en el sudeste asiático.

Previamente, los científicos presentaron los cráneos de una especie de cuerpo y cerebro pequeño llamada Homo Floresiensis.

Fue hallada a en la isla de Flores en Indonesia, a la que le apodaron “El Hobbit”

Por lo que en este hallazgo al descubrir huesos muy pequeños piensan que esta nueva especie de Luzón sería incluso más pequeña y menos robusta que el Hobbit.

El nuevo hallazgo de la especie Homo Luzonensis, obligará a cambiar los libros de texto, pues la lista de miembros del género Homo que habitaban la Tierra en este periodo pasa de los cinco conocidos (neandertales, denisovanos, hobbits, erectus y sapiens), a seis.

Entre 2011 y 2015 fueron apareciendo más restos, lo que ha llevado a los científicos a concluir que todas estas piezas juntas pertenecen a una nueva especie.

“Si miras cada uno de estos rasgos por separado los encontrarás en una u otra especie de Homo, pero si coges el paquete completo no hay nada similar, por eso esta es una nueva especie”, explica Florent Détroit, paleoantropólogo del Museo Nacional de Historia Natural de París y coautor del estudio publicado este miércoles por la revista científica Nature.

“Este hallazgo ratifica que la diversidad de nuestro género es increíble y está en la antítesis de ese modelo lineal que representa a una especie de primate tras otra hasta culminar en los sapiens”, señala Antonio Rosas, paleoantropólogo. “Lo más importante es que esta especie demuestra un camino alternativo de evolución”.

La nueva especie plantea muchas preguntas, incluyendo quiénes fueron sus ancestros y cómo se movió, ya que ha sido imposible obtener su ADN, ni saber cómo era su rostro porque no hay restos de cráneo.

Una hipótesis apunta a que esta especie desciende del Homo erectus, el primer hominino que salió de África y pobló Asia hace 1,8 millones de años. Pero otra hipótesis plantea que el Homo de Luzón y el Hobbit, ambos descienden de un antepasado común local que surgió en la isla de Sulawesi, donde se han hallado herramientas de piedra de unos 110.000 años.

EP

Los hobbits desaparecieron hace 50.000 años, justo cuando el Homo Sapiens llegó a Asia. Y la mayoría de los restos de Luzón tienen esa antigüedad mínima, lo que abre un último misterio sobre si los sapiens fueron los responsables de la desaparición de todos los géneros homo, esos parientes lejanos que ya no están aquí para explicarlo.

Aquí puedes conocer en detalle el hallazgo de esta nueva especie. Recuerda activar los subtítulos:

Es grandioso que el exhaustivo trabajo de estos investigadores haya culminado en el descubrimiento de esta nueva especie que nos aproxima en ese camino por saber un poco más de nuestros orígenes. ¡Sé el primero en compartirlo con tus amigos!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!